Hay que tener un buen presentimiento. Los afortunados que pudieron asistir a la premiere de Han Solo: Una historia de Star Wars ya han dado sus primeras opiniones sobre la cinta vía Twitter y los warsies están de enhorabuena: la película es una "delicia".

A la espera de ver cómo la reciben en el Festival de Cannes -donde se proyectará el día 15-, los fans de la saga ya saben qué se pueden encontrar: un gran Donald Glover como Lando, un ritmo trepidante, grandes secuencias de acción y mucho (mucho) humor.

"Es una maldita delicia. Una aventura imparable cargada con mucha más emoción de la que esperas. Tendrás una sonrisa en todo momento", tuiteaba, por ejemplo, un usuario.

También citaban como algo a tener en cuenta que si Disney la ha proyectado semanas antes de su lanzamiento oficial es porque están "convencidos de su calidad" y es que, de hecho, "es realmente buena".

Otros, sin embargo, se centraban en que Alden Ehrenreich "tiene estilo para dar y tomar", que L3 -uno de los nuevos droides de la saga- se puede convertir en "uno de los personajes favoritos", que se trata de una mezcla de "película de robos" y "western" o que, aunque se crea saber de qué puede tratar la cinta, está llena de "sorpresas" por lo que hay que "alejarse de los spoilers".

Algunos, incluso, han llegado a decir que su final te deja con mayores emociones que el de Vengadores: Infinity War.

Las loas a la nueva entrega de una galaxia muy, muy lejana han aumentado exponencialmente la expectación por el segundo de los spin-offs de la compañía, esta vez centrado en cómo un joven Han Solo -Harrison Ford en la trilogía original de Star Wars- llegó a convertirse en el contrabandista que todos conocemos.

Los comienzos de su amistad con Chewbacca o cómo conseguirá ser el piloto de ese "montón de chatarra" que es el Halcón Milenario son algunas de las claves de uno de los largomerajes llamados a liderar la taquilla a partir del próximo 23 de mayo.