El Gobierno ha recurrido este miércoles ante el Tribunal Constitucional la reforma de la Ley de Presidencia por parte de la Mesa del Parlamento de Cataluña para impedir la investidura a distancia de Carles Puigdemont, así como la posibilidad de que, una vez investido, el gobierno de la Generalitat celebrar sus reuniones fuera de España, de manera que otro presidente tampoco podría reunirse con Puigdemont en busca de instrucciones.

Así lo ha confirmado el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, al término del Consejo de Ministros extraordinario, convocado únicamente para aprobar la presentación de un recurso que, por ser por parte del Gobierno, deja sin efecto la aplicación de la Ley de Presidencia reformada.

El recurso presentado este miércoles impugna la "investidura telemática" de un candidato como Puigdemont, que se encuentra huido en Alemania, porque el Constitucional ya falló que un candidato "no puede ser investido si no está presente en el Parlamento defendiendo su programa" de Gobierno.

"El Tribunal Consticional ya se había pronunciado el 27 de enero y adoptó medidas cautelares en abril tras admitir a trámite el recurso del Gobierno para impedir una investidura telemática o por delegación", ha recordado Méndez de Vigo.

Delito de desobediencia

Por este motivo, ha advertido de las supuestas consecuencias penales si, a pesar del recurso, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el resto de miembros de la Mesa insisten en seguir adelante con la investidura de Puigdemont, anunciada en principio para no más tarde del 14 de mayo.

"Si el Tribunal Constitucional admite el recurso del Gobierno, quedará suspendida la aplicación de esta norma y la mesa del Parlamento sabrá que no puede convocar el Pleno de investidura con un candidato sin presencia física, a riesgo de incurrir en un delito de desobediencia", ha subrayado el portavoz del Gobierno.

El recurso que el Gobierno ha presentado este miércoles impugna además una cuestión de tipo procedimental, como que la reforma de la Ley de Presidencia se haya acordado en la Mesa del Parlamento, y también "la posibilidad de permitir la celebración de sesiones de órganos colegiados de la Generalitat a distancia por medios telemáticos".

De esta forma, se cierra el paso también a que Puigdemont se convierta en el presidente en la sombra de una Generalitat con un presidente legal, de quien reciba indicaciones o ante quien rinda cuentas.

Pide a Rivera lealtad y madurez

Méndez de Vigo ha subrayado que este nuevo recurso, el número 26 en relación con el proceso independentista catalán, obedece a la "voluntad del Gobierno de impedir vulneración o fraude de ley", que es lo que ha "pretendido" el Gobierno desde la aplicación del artículo 155 en Cataluña, algo que este miércoles ha puesto en cuestión el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

El líder naranja ha acusado al Gobierno de hacer "dejación de funciones" por no recurrir el voto delegado de Puigdemont y el exconseller Toni Comín y ha anunciado que "rompe" con el PP, con quien hasta ahora ha sido socio de investidura, de presupuestos y, también, en el artículo 155.

Méndez de Vigo ha recordado que "cuando el Gobierno tuvo que apuntar el desafío secesionista en Cataluña, lo hizo con respeto y sabiendo que el momento era grave y exigía política de Estado", buscando incluso el apoyo de partidos, como Ciudadanos, cuyo voto no necesitaba porque bastaba los del PP en el Senado para aprobar el 155.

El portavoz no ha querido valorar el comportamiento de Ciudadanos y de Rivera porque son los españoles "los que tienen que juzgar el comportamiento de los líderes políticos" pero sí ha pedido "actuar con seriedad", algo que "los ciudadanos valoran", y ha recordado que, tras las "dificultades" pasadas, España hoy se encuentra en la senda de crecimiento".

"Creo que en estos momentos, es importante la lealtad, responsabilidad y actuar con madurez", ha dicho el portavoz del Gobierno, que ha añadido que "este Gobierno mira por el bien de los españoles y quien quiera trabajar con nosotros, bienvenido sea. Quien no, tendrá que explicar por qué quiere interrumpir esa senda de crecimiento".