Un zoológico administrado por el gobierno filipino ha sido acusado de maltrato animal  por unos visitantes que grabaron imágenes del estado en el que mantenían a una leona ciega, según ha informado el periódico británico Daily Mail.

La leona, llamada Lyka, ha pasado los cinco años de su vida metida en una jaula pequeña e insalubre en la que apenas tiene espacio para moverse.

Los responsables del zoológico de Maasin, situado en el sur de Filipinas, han alegado que las condiciones en las que tienen a Lyka se deben a un "error de cría" y que la leona es ciega por un problema ocular de nacimiento.

Una turista que visitó el zoo manifestó al periódico británico que se sintió desconsolada después de ver la situación en la que tenían a Lyka y que estaba instando a los grupos de defensa animal a actuar al respecto. "Fue desgarrador. Yo quería llorar. Ver animales tan hermosos encerrados y claramente sufriendo fue muy desalentador". "Ella parecía débil", lamentaba la mujer.

Además, manifestó que al lado de Lyka tenían a un león desarrollado igualmente encerrado en una jaula demasiado pequeña y que "parecía estar en un estado de mala salud".

Un portavoz del zoológico de Maasin respondió a las acusaciones que Lyka está "saludable" y que se le suministran las cantidades de comida y agua adecuadas. "Si hay algún problema con los animales, son tratados por un veterinario".