Mireia Cortés en el Senado
Mireia Cortés en el Senado. EUROPA PRESS

Momento de tensión en la sesión de control en el Senado de este martes. La senadora de ERC Mireia Cortès ha intentado acatar la Constitución solamente en catalán para adquirir su plena condición de senadora autonómica por Cataluña, a pesar de que el presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, le ha requerido tres veces que lo hiciera también en castellano.

Finalmente, y tras aceptar hacerlo porque se lo pedía el presidente y haciendo constar que "siempre" había prometido solo en catalán, entre protestas de buena parte de la Cámara, Mireia Cortès ha aceptado manifestar su acatamiento en las dos lenguas y ha logrado que García-Escudero proclamara al pleno que había adquirido la condición de senadora, no sin añadir: "¡Ha costado!".

Cortès, ataviada con una camiseta amarilla en la que exigía en inglés la libertad para los "presos políticos" ha utilizado una fórmula en la que ha acatado cumplir la Carta Magna "por imperativo legal" y "la liberación de los presos políticos", por el "retorno de los exiliados" y "hasta la consolidación de la república catalana".

En esta sesión de control, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se somete a las preguntas de la oposición por primera vez desde abril. Contesta a cuestiones sobre los Presupuestos, la crisis en la Comunidad de Madrid y la situación política en Cataluña.