"La noticia buena" de la acrilamida "es que se está controlando"

  • La directora y docente del Máster en Nutrición, Obesidad y Técnicas Culinarias de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Begoña Pérez Llano, ha indicado que "la noticia buena" de la acrilamida, sustancia potencialmente cancerígena, "es que se está controlando".
La directora del Máster en Nutrición Begoña Pérez Llano
La directora del Máster en Nutrición Begoña Pérez Llano
UNIR

En declaraciones a Europa Press, ha explicado que la acrilamida es "una sustancia que se produce cuando cocinamos a una temperatura muy alta, si nos pasamos de 120 grados, y sobre todo en alimentos que tienen azúcares y aminoacidos que se pueden quemar".

Por ejemplo, cuando tostamos pan, galletas, carnes, bollería, cereales o patatas fritas. "Cuanto más oscuro el alimento, más acrilamida va a tener".

El problema es "si cada día tomamos mucha cantidad de, por ejemplo, "el quemado de la tostada". "Para llegar a una cantidad que suponga riesgo, potencialmente cancerígeno, una persona que pese sesenta kilos tiene que comerse veinte kilos de patatas fritas al día tostadas".

Ha explicado que "se ha demostrado que es tóxico en laboratorio con animales, en humanos no, y en los trabajadores que están todo el día en contacto se ve un riesgo potencial".

Por eso, "las autoridades sanitarias han tomado un principio de precaución, como con cualquier producto que puede ser tóxico generando normativa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento