Windows 10
Página de inicio de Windows 10. WIKIPEDIA

Microsoft ha confirmado la existencia de problemas en algunos dispositivos a la hora de ejecutar la actualización de abril de Windows 10, que han llegado a bloquear o congelar el dispositivo al usar ciertas aplicaciones.

Tras el lanzamiento el pasado lunes de la actualización de abril de Windows 10 (versión 1803), algunos usuarios detectaron problemas con sus equipos al usar determinadas aplicaciones, como Cortana o el navegador Chrome.

Con motivo de este error, algunos dispositivos pueden bloquearse o congelarse, como ha confirmado la compañía en su foro de soporte, al tiempo que ha compartido algunos consejos para tratar de solucionarlo mientras trabajan en la corrección.

La compañía ha aconsejado introducir la secuencia Tecla Windows + Ctrl + Shift + B, si el usuario cuenta con un teclado conectado al dispositivo. En caso contrario, el usuario deberá presionar simultáneamente los botones de subir y bajar el volumen tres veces en dos segundos.

Una vez ejecutado este paso, si el sistema responde, sonará un pitido de corta duración y la pantalla comenzará a parpadear o incluso puede llegar a atenuarse, mientras se refresca. Si se trata de un ordenador portátil, el usuario deberá plegar y cerrar la pantalla y volverla a abrir.

Por el momento, la compañía ha confirmado que está trabajando en una corrección que incluirá problema en el parche en la próxima actualización mensual, programada para el próximo 8 de mayo.