El Parlament de Cataluña aprueba la ley para investir un presidente a distancia

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en una entrevista en TV3.
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en una entrevista en TV3.
TV3
El Parlament de Cataluña ha aprobado este viernes —con los votos de JxCat, ERC y la CUP— la reforma de la Ley de la Presidencia impulsada por JxCat que busca poder investir a presidentes de la Generalitat a distancia, sin que el candidato esté en el pleno. Es decir, que se podría investir por esta vía a Carles Puigdemont, si bien el Gobierno ya ha anunciado que tiene preparado un recurso para impedir su aplicación.

El Parlament de Cataluña ha aprobado este viernes —con los votos de JxCat, ERC y la CUP— la reforma de la Ley de la Presidencia impulsada por JxCat que busca poder investir a presidentes de la Generalitat a distancia, sin que el candidato esté en el pleno. Es decir, que se podría investir por esta vía a Carles Puigdemont, si bien el Gobierno ya ha anunciado que tiene preparado un recurso para impedir su aplicación.

La norma ha tenido al apoyo de los tres grupos independentistas: los 70 votos de JxCat, ERC y la CUP, mientras que ha suscitado el voto en contra del resto de formaciones del hemiciclo: lo 64 votos de Cs, PSC, comuns y el PP.

Contra la ley pesa un dictamen en contra del Consell de Garanties Estatutàries, que es consultivo y por tanto no es de obligado cumplimiento, pero el Gobierno central ya ha anunciado que tiene preparado un recurso para impugnarla ante el Tribunal Constitucional.

JxCat impulsó en enero esta reforma para investir a Puigdemont a distancia, pero este viernes no ha aclarado si la piensa utilizar en los próximos días, ya que eso abriría un nuevo conflicto judicial con el Estado —el TC suspendió recientemente la candidatura a la Presidencia del expresidente—.

El diputado de JxCat Albert Batet se ha limitado a defender la legitimidad de Puigdemont para volver a ser investido, pero sin fijar plazos: "La mayoría republicana no se rendirá. No nos rendiremos, el presidente Puigdemont no se rendirá".

Sí ha afirmado que la modificación aprobada no es "para una sola persona" como el expresidente Puigdemont, sino que puede servir para otros que tengan impedimentos para asistir a un pleno de investidura, como Jordi Sànchez y Jordi Turull (JxCat), ambos en la cárcel.

El Gobierno inicia los trámites para frenar la ley

Sin ir más lejos, el Consejo de Ministros ha dado el paso formal este viernes de solicitar informe al órgano consultivo, un documento que el Gobierno está obligado a pedir antes de acudir al Constitucional.

La petición del Gobierno tiene carácter de urgencia y será estudiada ahora por la Sección Primera del Consejo de Estado, que preside Landelino Lavilla, y que entiende de los asuntos procedentes de la Presidencia del Gobierno y de los ministerios de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales y de Asuntos Exteriores y Cooperación, así como los temas relativos a conflictos sobre la autonomía local.

Tras el informe de esta Sección, el dictamen deberá ser aprobado por la Comisión Permanente que, según fuentes del máximo órgano consultivo del Ejecutivo, se reunirá el próximo lunes antes de remitir su opinión sobre la ley al Ejecutivo.

ERC admite que no se podrá aplicar

El diputado de ERC Antoni Castellà ha defendido que la ley sirve para evidenciar que el Estado rechaza la victoria independentista de las elecciones, pero ha admitido de que puede que "no sirva para investir a nadie porque se la cargarán" por la vía judicial.

Maria Sirvent (CUP) ha exigido a JxCat y ERC que desobedezcan a los tribunales para materializar la investidura de Puigdemont y que solo cumplan "las normas emanadas de la cámara".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento