Turismo en Portugal
Dos turistas recorren en bicicleta una ruta por al Sierra del Caramulo. EFE

Un grupo de comarcas de la región Centro de Portugal invertirá casi 2 millones de euros para poner en valor una serie de aldeas, algunas con solo 20 ó 30 habitantes, que el turista podrá recorrer a pie o en bicicleta y que se promocionarán bajo la marca 'Aldeias da Serra' de Caramulo.

La iniciativa tiene como base un proyecto experimental que se puso en marcha hace algunos años en Portugal, denominado 'Aldeias Históricas', por el que 12 pueblos con un patrimonio artístico relevante se promocionan en red como destinos rurales de interior.

Posteriormente, nació la red 'Aldeias do Xisto', también en la región Centro, donde una veintena de aldeas se promociona conjuntamente como destino de naturaleza.

Ahora, es en la región de Viseu donde se pretende crear una red similar, aunque basada en el turismo de montaña y, más concretamente, en la Sierra del Caramulo.

La economía de montaña, la biodiversidad, la conservación de la naturaleza o el turismo responsable son algunos de los principales exponentes de esta iniciativa, según los propios impulsores. El proyecto será financiado por la Comunidad Intermunicipal (agrupación de diferentes comarcas) Viseu, Dão y Lafões.

En un primer momento, el objetivo será poner en valor las once aldeas de la Sierra del Caramulo, con la puesta en marcha de diferentes obras de rehabilitación en viviendas, mejoras en el estado del mobiliario urbano y señalizaciones que informen a los turistas. Las aldeas que integrarán la red son Adsamo, Cambra, Covas, Couto y Vila Nova en la comarca de Vouzela; Bezerreira y Covelo de Arca en la comarca de Oliveira de Frades; y Carvalhal da Mulher, Jueus, São João do Monte y Teixo, en la comarca de Tondela.

Otra de las acciones importantes que se pretenden ejecutar será la creación de rutas que vertebrarán todas esas aldeas y que se podrán recorrer a pie o en bicicleta, con el fin de que el turista pueda disfrutar del entorno global de la Sierra del Caramulo.

Al igual que ocurrió tras la creación de 'Aldeias Históricas' y 'Aldeias do Xisto', los promotores esperan que esta nueva oferta atraiga importantes inversiones privadas en materia de turismo rural.

Además, también servirá para involucrar a la población y crear desarrollo en una zona que en los últimos años, al igual que en otros muchos territorios lusos con baja densidad de población, sufrió las consecuencias de los devastadores incendios forestales.

El éxodo rural hacia Lisboa, Oporto o a las urbes españolas más cercanas ha provocado que este tipo de aldeas se hayan quedado con tan solo unas decenas de habitantes, la gran mayoría jubilados.

El trabajo en red para la captación de turistas es el formato que usa la agrupación de 'Aldeias Históricas' de Portugal, que cada año organiza un recorrido festivo en torno a la historia medieval de cada pueblo.

En este año, las doce 'Aldeias Históricas' se centran en la literatura medieval para organizar fines de semana festivos hasta el mes de diciembre.

La primera fiesta se celebró en la aldea de Piódão, donde el programa giró en torno a las dificultades que tenían los comerciantes medievales para transportar sus mercancías por las zonas de sierra entre las ciudades de Coimbra y Covilhã.

En la agrupación 'Aldeias do Xisto' el trabajo también se desarrolla en red entre las 21 localidades que la integran, y que organizan actividades en torno al turismo de naturaleza o la gastronomía.

El pasado 25 de abril, por ejemplo, celebraron el Festival Gastronómico del Cabrito en Lousã y el 28 el pueblo de Manteigas acogió una jornada geológica en pleno Parque Natural Serra de Estrela.