Fotografía de Madrid realizada por Nacho Gil
Fotografía de Madrid realizada por Nacho Gil que puede verse en el espacio B The Travel Brand Xperience de Madrid hasta el próximo 7 de junio. NACHO GIL

"En mis lecturas y en mis clases de fotografía me hablaron de la luz, pero ha sido en las calles de Madrid donde he descubierto la importancia de la luz y lo que aporta en la visión de ese universo, en la construcción de una u otra historia", dice el fotógrafo Nacho Gil.

Alrededor de esta pasión por Madrid, precisamente, giran todos sus proyectos fotográficos. Comenzó a manejar la cámara casi por casualidad en el año 2012, saliendo de paseo casi a diario, callejeando la ciudad y compartiendo sus imágenes en Facebook. Seis años después, cuenta con una comunidad de más de 50.000 seguidores en la red social con los que comparte religiosamente su trabajo y dos libros editados gracias al crowdfunding: Callejeando Madrid y Flâneur.

A éste último pertenecen las 33 imágenes que dan forma a la exposición que puede verse hasta el próximo 7 de junio en el espacio B The Travel Brand Xperience de Madrid. Fotografías en blanco y negro, donde la luz tiene un protagonismo absoluto, y con las que su autor desea que "cada visitante pueda disfrutar de ese paseo interminable que ofrece la ciudad de Madrid".

La elección de Madrid como temática no es casualidad sino que ha sido especialmente elegida por B The Travel como homenaje a la ciudad en el mes en que se celebran sus fiestas de San Isidro.

"Madrid es mi ciudad y desde hace casi seis años me dedico a caminar y reencontrarme con ella a través de la fotografía. Las calles de esta ciudad son un escenario en el que permanentemente están sucediendo cosas que me gusta explorar. Disfruto de mis paseos, de observar lo que sucede a mi alrededor y encontrar momentos que captar con mi cámara. Después de estos años la fotografía se ha convertido en una coartada imprescindible y mi curiosidad sigue creciendo. El fotógrafo americano Alex Webb lo describe así: "Sólo se acercarme a un lugar caminando. Lo que hace un fotógrafo urbano es caminar, mirar, esperar, hablar, y a continuación seguir mirando y esperar un poco más, confiando en que lo inesperado, lo desconocido, o el corazón secreto de lo conocido se encuentre a la vuelta de la esquina", explica Gil de la inspiración que esta ciudad despierta en él.

Como complemento a la exposición, el próximo 31 de mayo, el autor impartirá una masterclass de fotografía urbana para hablar de su proyecto Flâneur y del proceso creativo en la fotografía de calle.