El Palacio de los duques de Osuna, un edificio histórico en Aranjuez (Madrid), fue devastado en la tarde-noche de este miércoles por un espectacular incendio, contra el que lucharon hasta 12 dotaciones de bomberos. El tejado se derrumbó hacia el interior como consecuencia de las llamas, lo que ocasionó el colapso de todo el inmueble, un edificio de grandes dimensiones que estaba abandonado.

El fuego se declaró alrededor de las 20:45 horas, probablemente en la cubierta de madera del edificio. Los bomberos de la Comunidad de Madrid dieron por controlado el incendio sobre las 22.30 horas, tras dos horas y media de trabajo.

Un portavoz de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112 indicó que el incendio también ha afectado al tejado de cuatro viviendas, tres de ellas habitadas y que fueron desalojadas, y a dos restaurantes, pero sin afectar al interior de estos inmuebles.

Las mismas fuentes añadieron que el incendio estaba controlado, pero no extinguido, por lo que varias dotaciones de bomberos tenían previsto permanecer en la zona para seguir con labores de enfriamiento y control de la zona.

En el incendio no se produjeron heridos, aunque el SUMMA mantenía preventivamente una ambulancia en la zona. La Policía Nacional de Aranjuez se ha hecho cargo de la investigación del suceso.

El edificio, declarado Bien de Interés Cultural por la Comunidad de Madrid, data del siglo XVIII (1761) y fue ordenado construir por Farinelli, el castrado más celebre de la época. Años más tarde, pasaría a la propiedad de los Duques de Osuna.

Consulta aquí más noticias de Madrid.