EL TSJCV confirma 14 años de condena a un anciano que mató a bastonazos a su pareja en San Miguel de Salinas (Alicante)

  • La sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha confirmado la condena de 14 años de prisión impuesta por la Audiencia de Alicante a un anciano británico de 78 años que mató a bastonazos a su pareja de 80 en la localidad de San Miguel de Salinas y posteriormente escondió su cuerpo que no fue hallado hasta meses después, tras ser detenido y confesar.
Fachada del TSJCV
Fachada del TSJCV
Europa Press - Archivo

Asimismo, confirma el pago de una indemnización de 37.000 euros por daños morales para cada uno de sus dos hijos de la mujer fallecida, y rechaza, en este caso, el recurso del condenado para evitar abonar ese importe a uno de ellos porque renunció en el juicio a la compensación.

Sin embargo, la sala mantiene la decisión de la magistrada-presidenta del jurado de condenar por este motivo e imponerle la responsabilidad civil, ya que considera que existe una duda respecto a la renuncia de la hija a la indemnización por las dificultades idiomáticas y posibles carencias de traducción junto con una deficiente información sobre la trascendencia de sus palabras.

Y este mantenimiento es más acorde con la posición de esta hija en todo el proceso, donde mantuvo su personación en la causa en todo momento. Por tanto, rechaza el recurso porque no se puede afirmar "con la necesaria rotundidad" que de forma "consciente y voluntaria" la hija de la víctima renunció a la indemnización.

Según los hechos probados por el jurado, la víctima y su agresor discutieron y, en un momento, el hombre fue hasta la cocina con un bastón y agredió a la mujer en la cabeza hasta la muerte, antes de irse a dormir.

A la mañana siguiente acudió a varios lugares "simulando" que buscaba a la víctima, e incluso fue a su casa en Ciudad Quesada para recibir unos muebles que esperaba su pareja. Además, cogió el cuerpo de la mujer y lo depositó en un paraje de Algorfa, tapándolo con abundantes ramas. Dos días después interpuso una denuncia ante la Guardia Civil y simuló su desaparición hasta que fue detenido meses después.

Contra ese dictamen, la acusación particular pidió que se revocara la condena por homicidio y se impusiera una pena de 20 años de prisión por asesinato o 15 años en el caso de mantenerse la calificación penal de la sentencia de primera instancia.

Sin embargo, en este punto, la sala rechaza el recurso de la hija porque, aunque la víctima recibió golpes estando tendida en el suelo, esa variante de la alevosía no se recogió en las conclusiones de las partes, por lo que tampoco se recogió en el objeto del veredicto, que no recibió "ninguna objeción".

Por ello, no puede "replantearse" el objeto del proceso al introducir "nuevos elementos" sobre los que el jurado no se ha pronunciado ni el acusado "pudo defenderse". Y recuerda la sala que debe ser la acusación quien pruebe "los hechos básicos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento