La política colombiana Clara Rojas se reencontró esta noche con Emmanuel, el hijo que concibió mientras estuvo secuestrada por las FARC y que se encontraba en un centro del noroeste de Bogotá bajo tutela estatal. Clara ha recibido temporalmente a su hijo Emmanuel, con quien compartió varias horas.

Clara González de Rojas, madre de Clara Rojas, y otros familiares la acompañaron en el encuentro con su hijo
, con el que pasó varias horas, según han constatado desde el hogar infantil del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF, estatal).

La directora del ICBF, Elvira Forero, condujo a Rojas y a sus familiares hasta el albergue de Suba. Emmanuel estaba "ávido de darle un abrazo a su madre", afirmó la funcionaria antes de que Clara Rojas pudiera visitar al niño.

Rojas, secuestrada en febrero de 2002 junto a Ingrid Betancourt, aún cautiva de las FARC, llegó a la base militar del aeropuerto Eldorado, donde fue recibida entre otros por el Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, y la directora de Bienestar Familiar, Elvira Forero, a cuyo cuidado está Emmanuel.

La ex candidata a la Vicepresidencia esperó a que su madre, Clara González de Rojas, quien venía con ella, se situara a su lado antes de decir que se siente: "Inmensamente conmovida de volver a mi tierra".

Un nuevo renacer

En sus breves declaraciones manifestó que el suyo, tras ser liberada el jueves por las FARC, "es un nuevo renacer", pero que esta felicidad "no es completa porque otros (secuestrados) quedaron y esperamos que pronto lleguen".

La ex rehén llegó acompañada, además de por su madre, por su hermano, Iván Rojas, y por su sobrina María Camila, que se hallaban en la capital venezolana hacía días a la espera de que el grupo rebelde la entregase al Gobierno del presidente Hugo Chávez junto a la ex diputada Consuelo González.

También acudieron a recibirla los ministros de Protección Social, Diego Palacio, y de Defensa, Juan Manuel Santos, así como el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno.

La otra rehén regresará a casa el lunes

Consuelo González de Perdomo, la otra rehén liberada tras seis años y cuatro meses secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC), regresará a Bogotá el lunes, con su familia, procedente de Caracas, para seguir camino a Pitalito, de donde es oriunda.

Las políticas traen pruebas de supervivencia de Alan Jara, Jorge Turbay, Gloria Polanco, Orlando Beltrán, Eduardo Gechem, del coronel Luis Mendieta, y de otros secuestrados que las FARC consideran "canjeables" por guerrilleros presos en cárceles colombianas.

Esas pruebas consisten en cartas de puño y letra de los cautivos y algunas fotografías, pero no vídeos, según informó Piedad Córdoba, la senadora colombiana de oposición que participó en la operación humanitaria que llevó a cabo el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para el rescate.

Las pruebas fueron entregadas por las FARC al ministro del Interior venezolano, Ramón Rodríguez Chacín, en el momento de la entrega de las dos rehenes en algún lugar de las selvas del sureste de Colombia el jueves pasado.

En la base de transporte militar aéreo se instaló un dispositivo de seguridad especial para recibir a la ex rehén.

Clara Rojas y su familia fueron despedidas en el aeropuerto de Maiquetía, cerca de Caracas, por el embajador de Colombia en Venezuela, Fernando Marín.