Alto Campoo
Alto Campoo CANTUR - Archivo

En declaraciones a esta agencia, ha destacado que la última jornada de actividad ha sido "un día perfecto" para la práctica del esquí, "sin viento, con sol y con nieve recién caída", ya que en las últimas horas se habían acumulado cinco centímetros más, con lo que el espesor de la misma -de calidad polvo- variaba entre los 90 y 190.

Estas condiciones han propiciado un cierre de temporada "fantástico", del que han disfrutado más de un millar de esquiadores que se han acercado, este Primero de Mayo, a la estación, que reabrió durante este puente con el horario especial de primavera, de media jornada, horario que se ha acompañado de tarifas reducidas desde mediados de abril.

Una afluencia de visitantes que para esta época del año "está muy bien", según ha apuntado Font, que también ha valorado el desarrollo de la temporada en sí, que ha sumado más de 121.000 esquiadores, prácticamente el doble que el año pasado, en 143 días. Y es que desde que abrió Alto Campoo, el 3 de diciembre, solo ha cerrado ocho días por adversas condiciones meteorológicas, no por falta de nieve.

En este sentido, el director de la estación ha recordado que este invierno, especialmente en la segunda mitad, ha nevado mucho, mientras que en la primera parte y de cara al inicio de la temporada se fabricó con los cañones artificiales. Todo ello ha posibilitado alcanzar las citadas cifras, de jornadas de apertura y asistencia de deportistas.

A su juicio, esa afluencia "tal vez" podría haber sido mayor si en fechas "clave", como determinados festivos, puentes o vacaciones, la meteorología hubiera sido más favorable. Pero "todo no se puede tener", ha reconocido Font que, en cualquier caso, ha mostrado su satisfacción por el balance final de la temporada en Alto Campoo, que se ha convertido en "un buen destino turístico" dentro de la Cordillera Cantábrica.

Finalmente, de cara a la próxima temporada, el director de las instalaciones -que se incorporó al puesto el pasado mes de noviembre- ha señalado que se va a trabajar por un lado en la formación de los trabajadores de la estación para "dar la máxima calidad" a los asistentes y, por otro, en mantener el mayor tiempo posible la estación abierta -con la ayuda de la nieve artificial- y tratar de que las instalaciones (incluidos elementos como los remontes) sean "lo más eficiente posibles".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.