Manifestación del 1 de mayo convocada por CCOO y UGT en Zaragoza
Manifestación del 1 de mayo convocada por CCOO y UGT en Zaragoza EUROPA PRESS

Miles de personas, más de 10.000 según los organizadores y 6.000 según los datos de la Delegación del Gobierno en Aragón, han recorrido el centro de Zaragoza, desde la plaza San Miguel y hasta el edificio Paraninfo, para reclamar igualdad de género, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas.

En la movilización se han escuchado consignas como 'subid los salarios, malditos empresarios', 'salarios para vivir, no para sobrevivir', 'riqueza salarial y no para el capital', 'Mariano, Cifuentes, los mismos delincuentes', 'hay que echar al Partido Popular' o 'la pobreza también es violencia'.

En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina, ha subrayado que este 1 de mayo recoge "la tradición del movimiento obrero de reivindicación y lucha del mundo del trabajo", pero en esta ocasión "con características especiales", dado que ambos sindicatos han querido reflejar en esta jornada "las consecuencias de la crisis y de las políticas que se hicieron durante la crisis y que han repercutido sobre todo en las condiciones de los trabajadores".

En este sentido, Pina ha advertido de que la temporalidad "está de nuevo batiendo récords", la contratación a tiempo parcial "está siendo utilizada de una manera generalizada, incluso en sectores donde nunca lo habíamos visto" y los salarios están "congelados, en 2016 los salarios fueron los mismos en Aragón que en 2009".

JÓVENES Y MUJERES

Esta situación está afectando especialmente a determinados grupos sociales, como los jóvenes, que entran en el mercado laboral con contratos temporales, y las mujeres, "que tienen más temporalidad, más contratación a tiempo parcial y además peores salarios".

Asimismo, ha recordado que el PP planteó subir las pensiones un 0,25 por ciento y "la movilización de la calle, que nosotros comenzamos en octubre, ha conseguido que se vayan moviendo esas propuestas, pero no son suficientes", ha dicho tajante Pina, para reclamar que se derogue "la reforma de las pensiones de 2013 para volver a un movimiento democrático que permita que las pensiones sean un derecho garantizado por ley y que su subida se revalorice con el IPC".

De este modo, en esta jornada de lucha y reivindicación, ambos sindicatos han deseado unir las protestas "sobre la precariedad, los salarios y las pensiones" porque su objetivo es el Gobierno cambie las políticas que ha promovido en la crisis y, además, que los empresarios "entren de verdad a negociar los convenios colectivos y podamos tener una subida salarial que permita recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis".

SALIDA DESIGUAL DE LA CRISIS

Por su parte, el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha coincidido en que con esta manifestación se pretende que los ciudadanos puedan mostrar "su malestar con las políticas del Gobierno, que no se han corregido después de la crisis y que vienen a demostrar que lo que decíamos hace años de los recortes, de la reforma laboral y de las pensiones era cierto, que eran políticas diseñadas para una salida desigual de la crisis, unas políticas que pretendían que cuando este país volviera a crecer la riqueza se distribuyera de otra manera".

Alastuey ha advertido de que entre 2008 y 2017 la riqueza "se ha repartido de manera desigual, los empresarios han ganado 18.000 millones de euros más y los trabajadores 9.000 millones menos" y los recortes y la desigualdad han repercutido "en la precariedad, el estancamiento salarial y la brecha salarial".

"El 50 por ciento de los jóvenes están en paro, el 50 por ciento de los parados, casi cuatro millones, son desempleados de larga duración y el 50 por ciento de los parados está sin cobertura", a lo que se suma que los trabajadores pobres representan ya al 14 por ciento de los trabajadores españoles, ha alertado.

En su opinión, "los ciudadanos lo han entendido y lo que hacen con estas protestas es decir al Gobierno que quieren que las políticas cambien" porque, además, el Ejecutivo "ha demostrado que las políticas pueden cambiar", como ha ocurrido con la propuesta de incremento de las pensiones.

Daniel Alastuey ha lanzado también un mensaje a los empresarios, a quienes ha dicho tajante que "no es posible que las empresas no repartan los beneficios, que los incrementen, que los directivos aumenten sus salarios y los trabajadores estén con subidas medias del 1 por ciento", mientras los beneficios crecen "en los últimos años al 3 por ciento y eso se tiene que notar en los salarios".

DEROGAR LA REFORMA LABORAL

En la manifestación han participado representantes de distintos partidos políticos de la Comunidad. Entre ellos, el portavoz del grupo parlamentario del PSOE en las Cortes de Aragón, Javier Sada, ha subrayado que el PSOE aragonés "ha estado siempre presente en las movilizaciones del 1 de mayo, con los trabajadores, y ahora más que nunca".

"En una Comunidad que está liderando el crecimiento económico, y que lidera también la lucha contra el desempleo, es más necesario que nunca exigir que esa riqueza acabe también una parte en manos de los trabajadores, de las pensiones más bajas" y que sirva para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres "y el primer paso e imprescindible es derogar esa reforma laboral injusta y catastrófica que hizo el PP", ha sentenciado Sada.

El diputado de Chunta Aragonesista en el parlamento aragonés, Gregorio Briz, ha señalado que la crisis ha conllevado "precariedad laboral", especialmente para jóvenes y mujeres, y ha estimado que "es un momento importante para intentar dignificar el mundo del trabajo, los convenios, acabar con la reforma laboral y que todo el mundo tenga acceso a un trabajo digno que le permita poder vivir en esta sociedad que es cada vez más desigual". "Por tradición, historia y convencimiento, CHA tiene que estar en esta manifestación", ha apuntado.

El diputado de Ciudadanos, Javier Martínez, ha sostenido que "estamos ante uno de los grandes retos, el del empleo, que es la principal prioridad política" para Cs. Ha lamentado que "lo que estamos viendo es preocupante, una recuperación económica que no está llegando a los ciudadanos, los sueldos no suben, cada vez hay más precariedad y no conseguimos acabar con ella; todos tenemos que estar unidos" para dar solución a estas situaciones, ha afirmado.

CCOO y UGT Aragón han celebrado también manifestaciones en este 1 de mayo en Huesca, Teruel, Andorra y Tarazona, entre otros puntos de la Comunidad, todas ellas con el lema 'Tiempo de ganar. Igualdad, mejor empleo, mayores salarios, pensiones dignas'.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.