La vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, se ha reunido con la propietaria de la ganadería Val del Mazo, Marta García, con quien se ha comprometido a estudiar la posibilidad de colaborar en la financiación de un proyecto de lombricultura para producir humus de lombriz como fertilizante ecológico en una explotación ganadera en Soba.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de Espacio Emprendedores, ha sido uno de los ganadores del I Certamen Abierto de Emprendimiento, que contó con la participación de un centenar de emprendedores, informa el Ejecutivo en una nota de prensa.

Díaz Tezanos, que ha estado acompañada en el encuentro por la directora general de Universidades e Investigación, Marta Domingo, ha felicitado a esta ganadera cántabra por el premio que ha logrado con un proyecto "muy interesante" desde el punto de vista medioambiental y que va en consonancia con la apuesta del Gobierno de Cantabria por una transición hacia un modelo de economía circular en la que "los productos sean creados para tener más de una vida y así lograr el residuo cero".

La vicepresidenta ha insistido en la necesidad de optimizar los flujos de materiales, de energía y de residuos con el objetivo de impulsar la eficiencia en el uso de los recursos e implantar una economía "que permita cerrar el ciclo de vida de los recursos, reduciendo al mínimo los residuos para asegurar la sostenibilidad".

En este sentido, ha elogiado el proyecto piloto planteado por la ganadería cántabra Val del Mazo y que consiste en la producción de humus de lombriz como fertilizante ecológico.

Para ello, se ha planteado la construcción en una finca de Soba de una explotación de lombricultura para solucionar los problemas que tienen los ganaderos con los residuos de estiércol, además de darle un valor añadido al humus de lombriz.

Tal y como ha explicado la propietaria de la ganadería Val del Mazo, Marta García, se trata de convertir el problema de alto coste económico que supone el estiércol generado en las explotaciones ganaderas en una solución viable con beneficios económicos para las propias explotaciones.

"Es un proyecto pionero en España con una gran trascendencia de economía colaborativa, innovadora y que va a permitir a los ganaderos seguir realizando su actividad y no desaparecer del medio rural de Cantabria", ha subrayado Marta García, que ha estado acompañada en la reunión por Francisco Martín, responsable de Espacio Emprendedores.

García ha explicado que el proyecto sigue la línea marcada por la Unión Europea de llevar a cabo iniciativas agrarias ecológicas, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.