La manifestación convocada por CC OO y UGT con motivo del  Primero de Mayo en Madrid ha arrancado, más feminista que nunca, a las doce del medio día de la Plaza de Neptuno clamando por la igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas. Una marcha en la que han participado 12.000 personas según los sindicatos y 4.000 según la Subdelegación del Gobierno.

Tras una pancarta en la que reza el lema Tiempo de Ganar, los secretarios generales de CC OO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez, encabezaron la manifestación de Madrid acompañados del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; del de Unidos Podemos, Pablo Iglesias; y del líder de IU, Alberto Garzón.

El portavoz de Ciudadanos en el Pacto de Toledo, Sergio del Campo, y la diputada de la Asamblea de Madrid del mismo grupo, Victoria Alonso, también han formado parte de la comitiva.

Bajo un cielo despejado y soleado, los manifestantes han comenzado el recorrido, con pancartas moradas con reivindicaciones feministas que rezan Vivas, libres y unidas, muchas banderas moradas y alusiones también al conflicto que viven los trabajadores del centro logístico de H&M, con pancartas de "hambre y miseria".

Tanto los líderes de UGT como de CC OO han lucido pañuelos morados alrededor del cuello, en apoyo al movimiento feminista, y han ido acompañados de muchos representantes sindicales, entre otros, de la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, también de morado.

La manifestación ha concluido en la céntrica Puerta del Sol, donde ha recibido a los manifestantes el coro del Teatro de la Zarzuela e intervenido las compañeras de Igualdad de ambos sindicatos, terminando el acto los secretarios generales de CCOO y UGT.

Este año los sindicatos celebran el cuarenta aniversario de la primera manifestación legal del Primero de Mayo en Madrid, aunque se lleva celebrando 129 años a nivel mundial, desde 1989.

En setenta ciudades

UGT y CCOO han convocado más de ochenta movilizaciones en más de setenta ciudades de todas las comunidades autónomas.

Entre sus reivindicaciones, los sindicatos reclaman a la patronal una subida salarial nítida en la negociación colectiva, para que los salarios recuperen poder de compra, subiendo por encima de los precios y sobre todo los más bajos.

Asimismo, ven necesario revalorizar las pensiones por encima del 0,25% que establece la norma actual y consideran el anuncio del Gobierno de subirlas conforme al IPC este año y el que viene un "mero parche" por lo que instan a derogar la reforma de 2013 para que en las tres próximas décadas el sistema continúe siendo público y suficiente.

También se centrarán en la lucha en favor de la igualdad y contra la precariedad laboral, en una mejora de la fiscalidad, mayores ayudas a los refugiados y un mayor apoyo a los sindicalistas pendientes de un juicio.

Miles de personas se han manifestado en las ocho capitales andaluzas para reclamar empleo de calidad, igualdad y pensiones dignas con motivo del Primero de Mayo, cuyo acto central se ha celebrado en Huelva, donde los sindicatos CCOO y UGT han avisado de que aumentará la movilización. En Sevilla, unas 3.000 personas se han manifestado por el centro de la capital, desde la Puerta de Jerez hasta la Plaza de San Francisco, donde ha culminado con sendas intervenciones de los dirigentes provinciales de CCOO y UGT.

En Málaga, unas 5.000 personas según la Policía Local y 15.000 según los convocantes han participado en la convocatoria del Primero de Mayo, en la que el consejero andaluz de Empleo, Javier Carnero, ha afirmado que el Gobierno tiene que rectificar y derogar la reforma laboral ya que "es un verdadero tapón para el crecimiento del país".

La manifestación  de Palma tuvo que ser suspendida poco antes de las 13.00 horas debido a la fuerte lluvia que ha obligado a los concentrados a dispersarse, muchos de las personas participantes se han refugiado en los soportales de la zona.

Centenares de personas en Barcelona

La Guardia Urbana ha cifrado en 8.000 los asistentes a la manifestación unitaria de los dos principales sindicatos catalanes, que ha arrancado de Ronda Sant Pere con Via Laietana y ha acabado en la Plaza de la Catedral, mientras que estas centrales aseguran que han movilizado a unas 30.000 personas en favor de unas pensiones y salarios dignos con motivo de un Primero de Mayo más político de lo habitual.

La manifestación ha arrancado en torno a las 11:35 horas en la Via Laietana de Barcelona con una pancarta con el lema: ¡Ahora nos toca a nosotros! + igualdad, + empleo + salarios + pensiones.

Delante de la pancarta principal se ha colocado otra con el lema No es abuso. Es violación #Noesno, impulsada por colectivos feministas, para protestar contra la sentencia de La Manada.

En declaraciones a los periodistas antes de iniciar la movilización, el secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, ha denunciado que la recuperación económica no está llegando "ni a las familias, ni a las pensiones ni a las mujeres", y ha advertido: "O hay reparto o hay conflicto".

Por su parte, el secretario general de la UGT de Catalunya, Camil Ros, ha denunciado que la salida de la crisis se ha traducido en "precariedad y en explotación laboral", y ha llamado a la movilización frente a las políticas impulsadas por el Gobierno del PP.

Además de en Barcelona, donde la manifestación ha estado marcada por la lluvia, también se han celebrado movilizaciones en otras ciudades catalanas como Girona, Tarragona, Tortosa y Lleida.