Altas temperaturas a pesar de la niebla
Cielo nublado y con bruma en San Sebastián. Javier Etxezarreta / EFE

Adiós a las lluvias. Las precipitaciones darán una tregua este miércoles en toda la Península al tiempo que las temperaturas irán en aumento, no solo para estos días, sino también de cara al fin de semana. Así lo recoge la predicción de la Aemet.

En el noroeste peninsular estará nuboso o cubierto, con lluvias en Galicia y el Cantábrico occidental, con una pequeña probabilidad de que sean fuertes en Rías Bajas o en el este de la Cordillera Cantábrica.

La nubosidad se extenderá al resto de la mitad noroeste de la Península, extendiendo las precipitaciones al resto del Cantábrico y, de forma más débil, dispersa y ocasional a otros puntos, más probablemente en Pirineos y otras zonas de montaña.

En el resto de la península estará poco nuboso al principio, con nubosidad de evolución diurna; en Baleares, nuboso o cubierto a primeras horas sin descartar algún chubasco ocasional y tendiendo a despejar.

En las islas Canarias  de mayor relieve aumentará la nubosidad a lo largo del día, con posibilidad de lluvias  débiles, y poco nuboso en el sur. Además, el aumento térmico será más acusado en el área mediterránea. Eso sí, por la noche no se descartan algunas heladas, sobre todo en los Pirineos.

Por otro lado, soplará viento del suroeste y sur rolando a componente norte en Galicia y Cantábrico; de componente norte en el nordeste peninsular y Menorca; del oeste en Estrecho y Alborán; noroeste rolando a suroeste en el resto del área mediterránea; y del oeste o noroeste en el resto de la Península.