Audiencia Provincial de Almería, Palacio de Justicia
Audiencia Provincial de Almería, Palacio de Justicia EUROPA PRESS - Archivo

Según consta en el escrito de la fiscalía, consultado por Europa Press, los acusados "con pleno conocimiento de su minoría de edad", usaban a los adolescentes de 14 y 16 años no solo para que custodiaran las plantas, sino también para "desprenderse de los restos de tierra, hojas, tallos y otros deshechos de las mismas".

En total, se intervino por parte de la Policía Nacional un total de 1.502 plantas de marihuana des las que 539 estaban verdes, 485 eran esquejes y 478 estaban ya secas, según se comprobó en el registro que tuvo lugar de madrugada a finales de octubre de 2016 en el barrio capitalino de Torrecárdenas.

A los cuatro varones encausados por estos hechos se les incautó además de casi 14 kilos de marihuana un total de 60 transformadores, cuatro extractores y 107 planchas reflectoras instaladas en dos de los pisos del mismo bloque con las que alimentaban la plantación.

Para este fin, según añade el Ministerio Público, los acusados se servían de un enganche eléctrico ilegal con el que se habría defraudado fluido eléctrico, causando un perjuicio de 33.163 euros a la compañía Endesa. El valor de la marihuana habría alcanzado un valor en el mercado ilícito superior a los 18.800 euros.

Por estos hechos, la Fiscalía interesa para cada uno de los cuatro miembros del grupo unos cinco años y nueve meses de prisión por un delito contra la salud pública con el uso de menores para su comisión y otros seis meses de cárcel más por la defraudación de la electricidad. También reclama el pago conjunto del precio de la energía defraudada y una multa a cada uno de 60.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Almería.