Aula
Imagen de un aula de guardería infantil. EUROPA PRESS

La Comunidad de Madrid es la región española con mayor segregación escolar y lidera el ránking también a nivel europeo, sólo por detrás de Hungría, según un informe de Save the Children que bajo el título de Mézclate conmigo. De la segregación socioeconómica a la educación inclusiva, analiza la segregación escolar entendida como la separación de niños en diferentes centros educativos según su situación socioeconómica.

En la Comunidad de Madrid el índice de segregación se eleva a 0,36, siendo la única autonomía que supera la media española. Cataluña también muestra un valor alto (0,30), y Andalucía y Euskadi obtienen valores medios de segregación, con un 0,26 y 0,27 respectivamente; mientras que Baleares es la que menor porcentaje de segregación escolar muestra, con un 0,20.

España es el sexto de los países europeos más segregados y se sitúa por encima del promedio de la Unión Europea, con valores comparables a los de Lituania, Eslovaquia y Rumanía y muy alejado de países nórdicos como Finlandia o Suecia.

Según los datos recopilados por la ONG, el índice de segregación de España ha aumentado en un 13,4% en los últimos diez años. Teniendo en cuenta que el crecimiento de la segregación escolar en España fue especialmente significativo en el periodo 2012 y 2015, cuando aumentó en un 14,5%.

El incremento más significativo se registró en la Comunidad de Madrid, donde el índice creció 35,8% en el mismo periodo, más del doble que el crecimiento medio en España.

El 44% del alumnado en España asiste a centros 'gueto' 

La concentración de alumnos de perfil socioeconómico bajo en España afecta al 46,8% del total de los centros escolares, de los que la gran mayoría --9 de cada 10-- son de titularidad pública.

Según se refleja en el informe, la concentración de alumnado afecta a casi la mitad de los colegios: en un 9% de los centros se da una concentración "muy alta" y en un 37,8% es "alta". De todos los centros gueto identificados por Save the Children, el 88,9% son públicos.

"Si tenemos en cuenta que el 32% del alumnado español está escolarizado en centros privados y que el 28% del total de estos lo está en centros concertados, podemos hacernos una idea de la falta de corresponsabilidad de esta red en su labor de contribuir a la igualdad de oportunidades y a la equidad educativa", subraya la organización.

Así, la ONG avisa de que el 44%  del alumnado en España asiste a centros con niveles altos y muy altos de concentración. De hecho, el 72% del alumnado de nivel socioeconómico más bajo asiste a colegios 'gueto', según el informe.

En cuanto a su procedencia, si bien 7 de cada 10 de los niños y niñas son de procedencia española, el alumnado inmigrante (de primera y segunda generación) es más numeroso en estos centros que en otros con menores niveles de concentración. Según la organización, el alumnado inmigrante es entre dos y tres veces más numeroso en colegios con alta y muy alta concentración.

Asimismo, los niños escolarizados en centros gueto normalmente tiene padres que ocupan posiciones profesionales menos cualificadas que los padres del alumnado medio. "Sólo 2 de cada 10 de ellos, frente a 8 de cada 10 en el caso de los que asisten a centros con niveles muy bajos de concentración, han cursado estudios universitarios", precisa.

Pocas extraescolares

Por otro lado, Save the Children denuncia la "escasa oferta de actividades extraescolares disponible" para el alumnado de los colegios con niveles altos de concentración. Según sus datos, 4 de cada 10 centros segregados no ofertan ninguna actividad fuera de horario lectivo. Por su parte, el 76,3% de los centros con muy bajos niveles de concentración ofrecen entre una y tres actividadesextraescolares.

Ante este escenario, la ONG sostiene que la explicación de esta deficiencia es "la falta de financiación pública" y el hecho de que sean las familias de estos niños las que tienen que asumir la mayor parte de los costes.

El estudio de Save the Children también señala que las familias que matriculan a sus hijos e hijas en estos centros priorizan el criterio de cercanía del centro a sus hogares, casi el 67% de las familias lo elige atendiendo a esa cuestión. Por el contrario, familiares de niños que acuden a los centros con muy bajos niveles de concentración priorizan el rendimiento académico (38%) o la filosofía del centro educativo (54%).

"Los centros con problemas de concentración o centros gueto no responden a la heterogeneidad que caracteriza la sociedad actual y, tal y como veremos más adelante, imposibilitan la cohesión social y la equidad educativa", destaca Save the Children en su informe.

Más probabilidad de repetir curso

En este sentido, subraya que los niños que asisten a escuelas segregadas tienen cuatro veces más probabilidades de repetir curso que aquellos que van a colegios con muy baja concentración. Además, sus expectativas en cuanto a cursar estudios universitarios es también menor --1,5 veces menos que la media del alumnado--.

Con todo, Save the Children alerta "del impacto negativo", al tiempo que propone algunas políticas educativas para eliminar la segregación escolar y fomentar la inclusión.