Viviendas en construcción
Varias viviendas, en construcción. (ARCHIVO) ARCHIVO

La Síndica de Greuges ha dado un toque de atención al Consell por lo que considera un «posible fraude» de ciertas promotoras, que venden las VPO reservadas para discapacitados a otras personas, pese a tener solicitudes de éstos.

La denuncia forma parte del informe de 2006 que Emilia Caballero, la Síndica en funciones, envió a Les Corts en octubre, pero que no vio la luz hasta la semana pasada.

En concreto, esta práctica se debe a que las listas para acceder a viviendas reservadas «son gestionadas por las propias promotoras», que a los seis meses suelen certificar que nadie las ha pedido. Así, no tienen que adaptar los pisos, que les salen más baratos, y los venden antes.

La Administración «debe presumir como veraz lo declarado» por estas empresas. Sin embargo, a veces eliminan estas peticiones, lo que supone una infracción. Ante estos casos, la Sindicatura pidió a la Generalitat mayores controles, sin obtener respuesta.

El informe reúne 144 quejas en el apartado de Bienestar Social, y denuncia que la Conselleria tarda un año en certificar una discapacidad, el doble del plazo legal máximo. Enumera casos de deficiencias en residencias de ancianos, como falta de personal médico, aire acondicionado...

QUEJAS AL DEFENSOR DEL PUEBLO VALENCIANO

Listas de espera - La Síndica pide a Sanidad, que acumuló 91 quejas, más medios para evitarlas en algunas especialidades como reproducción asistida y obesidad mórbida.

Sobran barracones - La escolarización en barracones debe ser «residual», según reza el informe. También pide más plazas para educación infantil (hasta los seis años).

Pocos pisos protegidos - La mayoría de quejas en el área de vivienda fueron de personas a las que no se adjudicaron pisos protegidos tras años de espera. Pide más VPO.

Discriminación del valenciano - Los ciudadanos de la Comunitat protestaron en 2006 por la falta de rotulación en la lengua propia, y por su ausencia en páginas web oficiales.

33 administraciones «hostiles» - Declara hostiles a 33 administraciones (ocho consellerias) por ponerle trabas.