Concentración
Concentración EUROPA PRESS

Los manifestantes han respondido a la convocatoria de colectivos feministas, que han llamado a movilizarse en las tres capitales vascas para mostrar su rechazo a la resolución judicial.

Los cinco acusados de la violación en grupo de una chica de 18 años durante los Sanfermines de 2016 han sido condenados a 9 años de prisión cada uno de ellos por delitos continuados de abuso sexual con prevalimiento y absueltos del delito de agresión sexual.

Bajo el lema "Nosotras somos manada. Justizia patriarkalaren kontra (En contra de la justicia patriarcal)" y ante los Juzgados de la capital vizcaína, unas 10.000 personas, según fuentes municipales, han mostrado su rechazo por la sentencia.

La concentración de Bilbao ha colapsado el tráfico en las calles adyacentes y ha obligado a la Policía Municipal a regular y desviar el tráfico. Los congregados, que han cortado el tráfico en la calle Buenos Aires, han coreado eslóganes en los que se advierte que el caso "no es abuso, es violación" y han arremetido contra "los jueces" que "también son cómplices". "No estás sola, te queremos", han asegurado, a la vez que se han preguntado "dónde está la Justicia".

Representantes políticos e institucionales se han sumado a la concentración, entre ellos, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, el secretario general de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, o el concejal delegado del Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil.

La concentración, a la que se han ido sumando ciudadanos, ha exhibido carteles el los que se afirmaba: "La manada somos nosotras. Contra la Justicia patriarcal. No es abuso sexual".

Portavoces del Movimiento Feminista han mostrado la "vergüenza e indignación" ante esta decisión judicial y que "descalifica totalmente la verdad de las mujeres que nos vemos expuestas a este tipo de situaciones".

"Lo que también nos preocupa de esta sentencia es que el sistema de justicia está compuesto por un conjunto de órganos y autoridades que reflejan los valores patriarcales de esta sociedad, y que deslegitiman cada uno de los procesos a los que nos vemos sometidos en estas situaciones", han añadido.

Por otro lado, han denunciado que esta resolución judicial "manda un mensaje de impunidad a la sociedad y de tolerancia a una cultura de violación", y han advertido de que el servicio feminista seguirá en las calles, como el 8 de marzo y seguirá reivindicando una vida "libre de violencia".

CONCENTRACIÓN EN VITORIA

En Vitoria, los concentrados en La Virgen Blanca han coreado también consignas con las que se defendían que los hechos, cometidos en Sanfermines de 2016, "no son abuso, son violación".

Posteriormente, y situados tras una pancarta en la que podía leerse "Esta sentencia es violencia", se han dirigido en manifestación espontánea hasta el Palacio de Justicia de la capital alavesa.

En San Sebastián, la concentración ha tenido lugar frente a los Juzgados, aunque también ha habido gente que lo ha hecho frente al Ayuntamiento coreando lemas como 'Nos tocan a una, nos tocan a todas', 'Justicia patriarcal, justicia podrida', 'No es abuso, es violación', o 'Hermana, yo te creo'. En la concentración se ha podido ver a representantes de EH Bildu, Irabazi, PSE y PNV.

Portavoces del movimiento feminista han denunciado el sistema "patriarcal y misógino" y han reclamado un cambio "con urgencia" del mismo. "Las agresiones sexistas son una realidad en nuestro entorno. Tenemos que denunciar está sentencia y la violencia contra mujeres. Esto no es solo un problema de las mujeres, es un problema político. Se necesita un compromiso político y social", han añadido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.