POLICÍA NACIONAL EN GRANADA

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas, uno de ellos extrabajador del establecimiento, por su participación en el robo con violencia y la detención ilegal que sufrió el empleado de una clínica veterinaria en la ciudad de Sevilla.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, los autores abordaron a la

víctima y tras amenazarle con un destornillador, le maniataron con bridas, permaneciendo confiando durante dos horas, sin que pudiera dar aviso de socorro. Además, los ahora detenidos ocultaron sus rostro con gorros y bragas de cuello para evitar ser reconocidos, logrando apropiarse de la caja fuerte que contenía 7.000 euros en efectivo, así como el teléfono móvil y las llaves del vehículo de la víctima, que posteriormente utilizaron para la huida.

Los hechos ocurrieron en el mes de noviembre del año pasado, cuandola víctima, un empleado de una clínica veterinaria, se disponía a iniciar sujornada laboral. Ese día, como cualquier otro, abrió la verja del local,cruzó el hall de la clínica y accedió al cuartillo de interruptores donde seaccionan las luces del establecimiento.

Cuando se disponía a salir de esta habitación fue abordado por dos personas que ocultaban sus rostros con gorros y bragas para el cuello, que tras amenazarle con destornillador, lo tendieron al suelo donde fue maniatado con bridas,

sustrayéndole su terminal móvil y las llaves de su vehículo, que emplearon posteriormente para huir.

Una vez inmovilizado, los ladrones se apoderaron del 7.000 euros en metálico.La víctima quedó maniatada y encerrada en el cuartillo de los interruptores, donde permaneció confinada durante casi dos horas, sin posibilidad de pedir ayuda, hasta que llegaron el resto de trabajadores que comenzaban su turno a las 08,00 horas.

Ante la gravedad de los hechos, los agentes iniciaron de inmediato undispositivo para la identificación de los autores; durante las primeras diligencias consistentes en el análisis de la información aportada por la víctima, las imágenes de las cámaras de seguridad que registraron todo el suceso y diversas gestiones, los agentes consiguieron identificar plenamente a uno de los hombres como autor del robo, siendo determinante para ello la forma de andar, complexión física y el tono de voz que se extrajeron de las grabaciones de las imágenes recogidas.

UN EXEMPLEADO, UNO DE LOS DETENIDOS

Esta persona, uno de los autores de los hechos, resulto ser un exempleado de la clínica veterinaria, que fue despedido por apropiarse de 1.000 euros, además un mes antes se había producido un robo en el mismo establecimiento en el que se utilizó para acceder al local una copia de llave y del que siempre se sospechó de ese exempleado.

Además en la correspondiente inspección ocular realizada en el lugar delos hechos por los agentes de policía científica, pudieron recuperarvestigios lofoscópicos y biológicos, que tras ser analizados confirmaron laidentidad del antiguo empleado.

Paralelamente se llevó a cabo otra línea de investigación llevando a laidentificación del segundo de los autores; desplegándose el pasado día10 de abril un dispositivo policial a fin de localizar a estas dos personas,que culminó con las dos detenciones, una en la barriada de las Tres MilViviendas y otra en el Polígono Norte.

A ambos detenidos, les consta un largo historial de detenciones por robocon intimidación y robo con fuerza y ya pasaron a disposición judicial,todo ello en el marco de una investigación policial y dispositivo llevado acabo por el Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicialde Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.