Los hechos ocurrieron durante la madrugada del día 5 de septiembre de 2017, cuando la víctima fue abordada por dos individuos en la calle Puente Mayor que le sustrajeron un teléfono móvil y 1.000 euros tras agredirla. La persona lesionada precisó de asistencia sanitaria en la que recibió puntos de sutura en la cabeza.

Tras siete meses de los hechos, la víctima reconoció el pasado día 24 a sus asaltantes cuando se hallaba en la vía pública y llamó de inmediato a la policía, que desplazó al lugar a varios agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana y éstos detuvieron a los presuntos responsables.

Los arrestados pasaron el día 25 a disposición de la autoridad judicial, que decretó su libertad con cargos por un delito de robo con violencia y otro de lesiones.

Uno de los detenidos, J.M.S.B, tiene con cuatro antecedentes policiales, mientras que J.I.F.V. cuenta con un antecedente.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.