Las labores de investigación se iniciaron tras recibir denuncia del propietario de una vivienda en la localidad de Aldeamayor de San Martín que actualmente tiene alquilada, en la que puso en conocimiento que la empresa Iberdrola había retirado el contador de la luz de la misma, sin previo aviso.

Por parte de la empresa, se informó de la retirada del contador al haber detectado que se estaba realizando un consumo de electricidad en la vivienda que no quedaba registrado en el mismo, ya que se había manipulado el aparato, contabilizando el consumo no computado en 1.512,52 euros.

Por los datos obtenidos se procedió a investigar a la persona que actualmente reside en la vivienda en régimen de alquiler como supuesta autora de un delito de defraudación de fluido eléctrico en vivienda.

La Guardia Civil de Boecillo instruye las correspondientes diligencias.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.