"A pesar de que la Semana Santa podría haber supuesto un incentivo para la contratación, en Castilla-La Mancha no ha sucedido así y sigue habiendo un incremento de la temporalidad en el empleo", ha criticado el sindicato en nota de prensa.

A Csif también le preocupa el hecho de que el paro femenino siga subiendo y alcance cotas superiores al 27%, lo que supone que sólo el 51% de las mujeres en edad de trabajar, están ocupadas.

Csif insiste en que la temporalidad es uno de los elementos de precariedad laboral que más le "preocupa" y asegura que en muchos casos no está justificada y que podría esconder "fraudes en la contratación".

"Si antes de la crisis la cifra de desempleados se situaba en torno al 30%, diez años después, la situación no mejora", ha criticado Csif, que ha hecho hincapié en la puesta en marcha de políticas que, verdaderamente sean efectivas y que se deje de destruir empleo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.