Gráfico de evolución del paro juvenil en Baleares. EpData
Gráfico de evolución del paro juvenil en Baleares. EpData EUROPA PRESS

No obstante, la tasa de paro juvenil ha crecido respecto al cierre de 2017 casi ocho puntos, dado que en el último trimestre este indicador era del 29,71%. Además, la tasa de paro juvenil en Baleares es 1,34 puntos superior a la del conjunto del país, del 36,34%.

En números absolutos, el número de jóvenes en paro menores de 25 años en Baleares se sitúa en 14.400 personas, 2.200 más que en los últimos meses de 2017 pero la misma cantidad que hace un año.

Por sexos, la tasa de paro juvenil entre los hombres es del 42,91%, 2,2 puntos más que hace un año. En el primer trimestre de 2018, en Baleares hay unos 10.000 hombres de este grupo de edad en paro.

En cambio, el paro juvenil entre las mujeres se ha reducido significativamente hasta el 29,36%, 13,83 puntos menos que en el primer trimestre de 2017. En el primer trimestre de 2018, en Baleares hay 4.300 mujeres menores de 25 años en paro.

Por otro lado, los parados de 55 años en adelante alcanzan la cifra de 12.700 personas, 800 más que en el trimestre anterior, pero 1.200 menos que en 2017.

La tasa de paro en este colectivo en Baleares se sitúa en el 13,97%, por debajo del conjunto nacional (14,78%) y 1,14 puntos por debajo de la de 2017 (15,11%).

DATOS NACIONALES

El número de jóvenes en paro menores de 25 años bajó en 42.900 personas en el primer trimestre del año, un 7,6% respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 515.200 al finalizar marzo.

La tasa de paro juvenil se situó así en el 36,3% a cierre del primer trimestre, tasa 1,1 puntos inferior a la del trimestre anterior (37,4%) y algo más de cinco puntos por debajo de la de hace un año (41,6%).

Por su parte, el número de activos menores de 25 años se redujo en 72.000 personas en el primer trimestre (-4,8%), según datos extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre enero y marzo, el paro bajó tanto entre los jóvenes de 20 a 24 años (-35.600 desempleados), como entre los de 16 a 19 años (-7.300), con caídas porcentuales del 8,5% y del 5,2%, respectivamente.

En el resto de franjas de edad se registraron ascensos del desempleo. Así, el paro subió en 51.600 personas (+1,9%) entre las personas de 25 a 54 años y en 20.700 personas entre los de 55 y más años (+3,9%).

76.500 JÓVENES EN PARO MENOS EN EL ÚLTIMO AÑO

En el último año, el número de jóvenes en paro menores de 25 años ha descendido en 76.500 desempleados, lo que supone un 12,9% menos que en el primer trimestre de 2017, concentrándose la caída en los jóvenes de 20 a 24 años (-74.900 desempleados, -16,4%). Los de 16 a 19 años han reducido el paro en 1.600 personas desde el primer trimestre de 2017 (-1,2%).

No obstante, el mayor retroceso anual del desempleo se lo anota el grupo de 25 a 54 años, con 375.800 parados menos (-12,1%). Le siguen los de 20 a 24 años (-74.900), los mayores de 55 años (-6.600) y los jóvenes de 16 a 19 años (-1.600).

EL PARO DE LARGA DURACIÓN BAJA UN 2,3%

De los casi 3,8 millones de parados contabilizados en España al finalizar marzo, el 13,6% son jóvenes menores de 25 años y el 41,5% son parados de larga duración (más de un año en el desempleo).

El número de parados de larga duración se redujo en 37.400 personas en el primer trimestre, un 2,3% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.574.800 personas. En el último año, los parados de larga duración han descendido en 296.100 personas (-15,8%).

Analizando la caída de la ocupación del primer trimestre por franjas de edad, el mayor recorte en términos absolutos fue para el grupo de 35 a 39 años, colectivo que destruyó 58.100 empleos (-2,1%), seguido de los de 30 a 34 años (-35.300); 50 a 54 años (-25.700); 25 a 29 años (-16.200); 16 a 19 años (-14.700) y 20 a 24 años, con 14.400 ocupados menos.

Por el contrario, los mayores de 55 años lograron 14.800 empleos en el primer trimestre (+0,5%), en tanto que los de 45 a 49 años se hicieron con 18.600 puestos de trabajo (+0,6%) y los de 40 a 44 años sumaron 6.900 ocupados más (+0,2%).

En términos interanuales sólo se ha destruido empleo entre las personas de 30 a 34 años (-65.800) y de 35 a 39 años (-84.900) y se ha creado empleo en todas las demás franjas, especialmente entre los mayores de 55 años (+150.900 empleos). Los jóvenes de 20 a 24 años han incrementado su ocupación en 64.500 personas (+8,8%) en los últimos doce meses, y los de 16 a 19 años en 9.200 (+9,8%).