El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, admitió este jueves durante el debate de los presupuestos en el Congreso de los Diputados que pudo haber "falseamiento" de algunas facturas que la Generalitat pudo destinar al referéndum ilegal del 1 de octubre. En ese sentido, el ministro reconoció que hubo "imperfecciones" en el control de las cuentas en Cataluña y dijo que "esto es lo que se está investigando ahora".

En el curso de debate, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió a Montoro que subiera a la tribuna para explicar por qué dijo en una entrevista en El Mundo que no había habido malversación de las cuentas públicas en Cataluña y le recriminó que sus declaraciones puedan llegar a servir de apoyo a la defensa del expresident catalán Carles Puigdemont y de otros dirigentes independentistas.

El ministro reclamó a Rivera que "no confunda a nadie" y le rogó que se leyera esa entrevista íntegra, y no sólo los titulares. "Digo que puede haber falseamiento de facturas, claro que puede haberlo, ¿quién ha dicho que no?", puntualizo el titular de Hacienda, al tiempo que le echó en cara al líder del partido naranja que no conoce cómo funciona un procedimiento administrativo porque nunca ha estado a cargo de ninguna administración.

Montoro alertó de que los separatistas podrían haber tenido "cientos de millones de euros en sus manos y nos los tuvieron" gracias a la acción del Estado y, que si han falsificado facturas, "deberán responder de ellos". "El Gobierno del PP y de Rajoy está ejerciendo un control, que por supuesto puede haber imperfecciones en ese control, y esto es lo que se está investigando ahora", reiteró.

El ministro reconoció que no tiene ningún problema en rectificar, tal como ha hecho en otras ocasiones cuando ha pedido "perdón" por tener que aprobar subidas de impuestos, pero insistió en que en la entrevista ya habla de un delito de falsificación que se está investigando. "Hablo de una investigación judicial en marcha y que está apoyada por el Ministerio de Hacienda e impulsada por el ministerio", reiteró.

Montoro ironizó con que este asunto no le quita el sueño y aseveró que duerme "muy tranquilo". "Le aseguro que no me produce ninguna pesadilla", comentó en relación con las explicaciones que le ha solicitado el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sobre el dinero del referéndum independentista del 1 de octubre en Cataluña.

Finalmente, el ministro señaló que el Gobierno vela por la legalidad y que está "deseando" que vuelva la normalidad institucional a España. "El Gobierno está deseando coser lo que se ha descosido. Está deseando superar los enfrentamientos, las divisiones. Está deseando evitar a los que están intentando llevar al abismo. No habrá abismos. No queremos tensar, ¿a quién le interesa tensar? A nadie", zanjó Montoro.