El vídeo fue grabado por Iñaki Abad , uno de los procesados por la pelea que tuvo lugar en el interior del bar Koxka el 15 de octubre de 2016. En un primer momento la grabación no fue admitida por el tribunal, pero hace pocos días se acabó aceptando como prueba. La pieza se visionó en la octava sesión del juicio del 'caso Alsasua' que se celebró este miércoles.

En ella se ve a el sargento de la Guardia Civil, que declaró haber sido apaleado "brutalmente", con una camisa blanca sin rasguños o mancha de sangre.

El vídeo que presenta Euskal Irrati Telebista del joven acusado no es lo unico que podría contradecir la versión del guardia civil. Dos médicos citadas por la defensa han señalado que los testimonios relatados por los guardias civiles y sus parejas no se corresponderían con las lesiones que detallan los distintos partes médicos.

Los cuatros agentes de la benemérita declararon en las diferentes sesiones del juicio que en la agresión participaron "entre 20 y 25 personas" las cuales les ocasionaron heridas de gravedad y la ruptura de un tobillo a uno de ellos.

Las doctoras han determinado que si se hubiese tratado de una agresión multiple las lesiones hubieran sido "más graves". Además, consideran que la torcedura del tobillo se produjo por una "típica torcedura con caída, donde son los ligamentos que tiran y luego fracturan el hueso".