El presidente de la Comunidad en funciones, Ángel Garrido.
El presidente de la Comunidad en funciones, Ángel Garrido. EUROPA PRESS

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se ha postulado veladamente este jueves para ser el candidato a la investidura del presidente que deberá liderar el Gobierno regional hasta las elecciones de 2019, a pesar de las reticencias en el PP nacional, que ven en él a alguien demasiado próximo a Cristina Cifuentes.

En rueda de prensa al término del Consejo de Gobierno extraordinario de este jueves, Garrido no ha escatimado en reconocimiento y buenas palabras hacia la presidenta, dimitida este miércoles tras descubrirse un vídeo de un supuesto hurto de unas cremas y tras un mes de crisis por su presunto máster.

"Cristina Cifuentes, que es una persona excepcional en muchas cosas, también en eso lo es, a mí no me ha dado ninguna indicación más que trabaje para los madrileños", ha dicho sobre su nueva responsabilidad.

Sin embargo, también ha insistido en la "profesionalidad" con la que siempre ha emprendido cualquier labor, en política y, antes, en el sector privado, y en la "lealtad" al proyecto, el del PP, que, ha dicho, "está por encima de las personas".

"He trabajado siempre de la misma manera, con profesionaliadd, lealtad y respeto al cargo que se ostenta, sobre todo cuando es público y si la lealtad a la persona que lidera un proyecto político, que es el proyecto del PP, inhabilita para tener lealtad a otra persona, creo que se equivoca", ha afirmado.

Garrido, que además continúa al frente de las consejerías de Portavoz, Presidencia y Justicia, se ha calificado como un "militante del PP" y ha asegurado que la decisión sobre a qué persona proponer a la investidura corresponde a la dirección nacional del partido y a su presidente, Mariano Rajoy.

Esto mismo había recordado este jueves el coordinador general, Fernando Martínez Maillo, con quien Garrido ha asegurado haber estado hablando "casi permanentemente" desde ayer, aunque no de la candidatura porque "no tiene por qué preguntarme, compete a la dirección del partido y las decisiones que tomen ellos lo harán por el bien del partido, de los madrileños y la acataremos". "Yo formo parte del aparato del partido y siempre acataré las decisiones del presidente", ha dicho.

Mensajes a Cifuentes

El total alineamiento que ha mostrado Garrido con la dirección nacional del PP no ha evitado, no obstante, los mensajes de reconocimiento y cariño hacia Cifuentes, con quien le une una amistad desde hace décadas.

"Me toca asumir ahora lo que me toca legalmente", ha señalado Garrido, que rodeado del resto de consejeros del Gobierno regional, ha empezado su intervención reconociendo la labor de Cifuentes en lo últimos tres años en años, en un proyecto del que "nos sentimos orgullosos y deudores".

El presidente en funciones ha tirado de ironía para afirmar que el vídeo que terminó con Cifuentes es un "fuego que puede ser muchas cosas, amigo desde luego que de ninguna manera".

La última vez que habló con ella fue en la noche de este miércoles, ha contado Garrido, que ha pedido comprensión ante el hecho de que este jueves es una jornada "dolorosa" para la presidenta.

"Es un día muy doloroso para cualquier persona, puede parecer una obviedad pero lo pero los políticos sentimos exactamente lo mismo que ustedes. La presidenta lo está pasando mal".

Investidura pronto

Por otra parte, Garrido ha manifestado que espera que su presidencia en funciones "dure muy poco tiempo" y que en breve se proceda a la investidura del nuevo presidente o presidenta de la Comunidad de Madrid.

Según ha dicho, este miércoles habló con los portavoces del PSOE y Ciudadanos, Ángel Gabilondo e Ignacio Aguado, y espera hacerlo este jueves con la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta.

A Aguado le manifestó que "hablaremos con ellos para intentar llegar a un acuerdo de investidura" que, sin embargo, Garrido considera hecho al hilo de las declaraciones de los líderes del partido naranja. Asimismo, considera que el acuerdo de investidura firmado para Cifuentes siguen siendo válido. "Tenemos un acuerdo firmado, nunca ha sido roto, muchos puntos están cumplidos", ha dicho.

Según el reglamento de la Asamblea de Madrid, el "plazo máximo" para la investidura llegaría hasta el 21 de mayo, pero Garrido ha esperado "honestamente, que esa antes". "Las cosas hay que pensarlasía, tomando las mejores decisiones, pero tampoco sería bueno prolongarlo".

2 de Mayo

Todo en aras de la estabilidad y continuidad que Garrido está dispuesto a garantizar en el Gobierno regional, empezando por la celebración institucional del Día de la Comunidad, el próximo 2 de mayo.

"Lo vamos a intentar celebrar dentro de esta anomalía con la mayor normalidad", ha dicho, por los madrileños y también por las personas e instituciones premiadas se "merecen un 2 de Mayo a la altura de otros años".