"Imaginamos que ahora todo serán felicitaciones por el hecho de que Cantabria lidere el descenso relativo del paro a nivel estatal, pero la realidad es que la EPA muestra un mercado laboral precario y una situación preocupante para aquellos que llevan más de dos años buscando empleo sin éxito", ha advertido la secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria, Laura Lombilla.

Hay 3.500 desempleados menos, pero CCOO ha incidido en que la EPA también muestra la pérdida de 2.000 ocupados y la reducción de 1.700 asalariados en sectores "clave" de la economía Cántabra (400 en industria o 900 en la agricultura).

"La región está estancada y no da salida a los parados de larga duración y con los sectores que deberían ser el motor de la economía regional sin capacidad de generar empleo estable y de calidad", ha valorado Lombilla.

Para la responsable de Empleo de CCOO, "los datos del paro van y viene, es una especie de montaña rusa que refleja una economía expuesta la temporalidad y a los factores externos y sin un modelo propio y estable que nos haga ser optimistas".

CCOO ha indicado que de los 33.500 parados que registra la EPA, hay 11.000 (un 32,8%) que lleva dos años o más buscando empleo sin éxito, y hay otro 15% (5.100 personas) que lleva entre uno y dos años sin encontrar un puesto de trabajo.

"Por eso no podemos ser optimistas con la EPA, porque sigue dejando a miles de personas a la deriva en un mercado fluctuante e incapaz de ofrecer oportunidades estables y de calidad", ha insistido Lombilla. Además, un 6,61% de los hogares cántabros tiene a todos sus miembros activos en paro y un 15,25% tiene, al menos, la mitad desempleados.

Por eso, en opinión de la sindicalista, "hace falta un plan industrial de inversiones y una estrategia que genere empleo estable y de calidad en Cantabria". "Seguimos sin ruta clara y no podemos quedarnos con el dato puntual del descenso del paro sin analizar el resto de información", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.