"Es la mayor disminución en términos absolutos de la población activa en Cantabria en un primer trimestre del año desde que existen estadísticas oficiales (1977) y nos sitúa en los niveles más bajos de los últimos 12 años", ha explicado Ibáñez en un comunicado, en el que ha recordado que los 269.100 activos contabilizados por la EPA en el inicio de 2018 es el número más bajo en estas fechas desde el año 2006 (había 266.400).

El sindicalista ha matizado que esta pérdida de población activa se asienta en un descenso del paro pero también en una caída de casi 2.000 empleos "y de calidad" porque se pierden 2.300 asalariados con un contrato indefinido y 2.900 ocupados con una jornada completa, mientras sigue aumentando los contratos temporales y las jornadas parciales.

"Cantabria sigue teniendo una tasa de paro baja en comparación a la española (12,46 por 16,74% en España) pero no porque su mercado laboral genere empleo, sino porque tenemos una tasa de actividad baja casi cuatro puntos inferior a la española (54,72 por 58,46% en España)", ha recalcado el sindicalista.

Así, ha sentenciado que, una vez más, Cantabria depende de la evolución del sector servicios y de determinadas épocas del año donde repunta o disminuye principalmente el empleo del turismo y de la hostelería, como ha ocurrido este trimestre, "lo que fuerza a adoptar de una vez por todas las medidas que sena necesarias para implantar un nuevo modelo productivo cada vez más necesario".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.