Según ha informado el Instituto Armado, las figuras de marfil africano elaborado se ofertaban "en un conocido portal de Internet" por valor de 10.000 euros.

La investigación se inició cuando la Guardia Civil detectó la venta de estas figuras en un portal de Internet dedicado mayoritariamente a la comercialización no profesional.

En concreto se trataba de un lote compuesto por nueve piezas decorativas, fabricadas con colmillos de elefante africano y cuya comercialización está regulada en la legislación CITES, de aplicación en España y "por tratarse de una especie en grave peligro de extinción", añaden las mismas fuentes.

Tras las gestiones oportunas, indican las mismas fuentes, la propietaria de los efectos no aportó documentación que acreditase su tenencia legal, por lo que se levantó acta por supuesta infracción administrativa de contrabando, por realizar, "sin cumplir con los requisitos legalmente establecidos, operaciones de importación, exportación, comercio, tenencia o circulación de especímenes, fauna, flora silvestres y sus partes y productos de especies recogidas en el Convenio CITES".

Las nueve piezas de marfil intervenidas han sido depositadas en las dependencias regionales de Aduanas e Impuestos Especiales de A Coruña, ha concretado la Benemérita.

La Guarda Civil recuerda que la lucha contra el tráfico ilegal de especies protegidas "contribuye a paliar su caza furtiva dirigida, principalmente, al comercio internacional, y busca preservar su conservación a través de permisos oficiales".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.