Apu
Imagen del capítulo en el que el personaje de Los Simpsons Apu Nahasapeemapetilon se casa con Manjula. FOX

Es uno de los personajes más icónicos, carismáticos y queridos de Los Simpson, protagonista de no pocos episodios y tramas y, normalmente, transmisor de valores familiares. Pero todo eso no ha valido para que muchos hayan querido ver en Apu Nahasapeemapetilon un estereotipo negativo.

El documental del cómico estadounidense Hari Kondabolu, llamado The Problem with Apu, salió a la luz el noviembre pasado y describió al personaje como una representación negativa y estereotípica de los asiáticos del sur, lo que generó mucha polémica y movimientos que apoyaron la idea de que ese personaje era ofensivo.

Ahora, el actor que dobla a Apu en su versión estadounidense, Hank Azaria (que también pone voz a Moe Szyslak y al Jefe Wiggum), parece haberse sumado a quienes piensan que ese personaje no es buena idea y dice haber "abierto los ojos" y estar dispuesto a dejar de interpretar a su personaje en la serie, como afirmó en el programa The Late Show with Stephen Colbert.

Sus declaraciones tenían actualidad porque los creadores de la serie quisieron responder a la polémica con una escena en el último capítulo emitido, en la que Lisa Simpson dice a Marge: "Algo que comenzó hace décadas y fue aplaudido e inofensivo ahora es políticamente incorrecto. ¿Qué puedes hacer?" mientras la pequeña miraba una fotografía enmarcada de Apu en su mesita de noche, en la que ponía "No tengo una vaca".

"La idea de que alguien, joven o viejo, pasado o presente haya sido intimidado o recibido burlas basándose en el personaje de Apu, realmente me entristece", dijo Azaria. "Definitivamente no era mi intención. Quería difundir la risa y la alegría con este personaje y la idea de que ha traído dolor y sufrimiento de alguna manera, que se utilizó para marginar a la gente, es molesto", reconoció el actor.

Azaria aseguró que no estaba de acuerdo con la respuesta del programa a la controversia y como solución aseguró que "lo más importante es escuchar a las personas de Asia meridional, a los indios de este país cuando hablan sobre lo que sienten y qué piensan de este personaje". Además, aseguró que le gustaría ver en la sala de guionistas "escritores indios, del sur de Asia, en la sala, no de una manera simbólica, sino informando genuinamente cualquier nueva dirección que este personaje pueda tomar".