Kim Kardashian
La empresaria Kim Kardashian posa en la última edición de la Fashion Week de Nueva York. GTRES

Kim lo ha vuelto a hacer: compartir fotos subiditas de tono que echan un pulso a Instagram y su censura. La disculpa de Kardashian ha sido la generosidad de querer compartir con sus seguidores cómo se ha llevado a cabo la campaña de su nuevo perfume, KKW Body, que se lanza el próximo 30 de abril.

Un desnudo frontal y con el cuerpo cubierto de yeso se lleva la palma. La capa de gris no fue suficiente para tapar ciertas zonas por lo que la empresaria tuvo que pixelar su pubis y los pezones. Con acierto, hay que decir, porque no ha deformado la foto como sí le pasó la última vez que andó trasteando con apps de retoque de imagen.

We took a mold of my body and made it a perfume bottle. @kkwfragrance

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el24 Abr, 2018 a las 2:14 PDT

"Hicimos un molde de mi cuerpo y lo convertí en una botella de perfume", explica la celebrity en la foto que ya tiene más de un millón de likes, pero cuyos comentarios tienen a los usuarios divididos. "Ardiente", "maravilllosa" o "increíble" se suman a "tienes hijos, por Dios", "¿no te da pena?" y "ya es suficiente". 

El proyecto lo ha realizado con la polémica artista Vanessa Beecroft -criticada por sus comentarios raciales- y a la que Kanye West tuvo en nómina fija durante bastante tiempo para los desfiles de su marca de moda Yeezy e incluso su boda con Kim en 2014.

La artista dijo en 2016 durante una entrevista con The Cut que se sentía con derecho a identificarse como afroamericana por su trabajo con West. "Vanessa Beecroft es una mujer blanca europea, y luego está la Vanessa Beecroft con Kanye, un hombre afroamericano", afirmaba y luego añadía que se había hecho pruebas de ADN, pensando que tal vez "era negra, pero no lo soy y estoy un poco decepcionada".

Sin embargo, el buen rollito entre Beecroft y el rapero acabó en despido ese año y con un tuit incendiario de West diciendo que tenía una deuda de 53 millones de dólares.

Preocupados por la salud mental de West

Más tarde, West sería hospitalizado por agotamiento y tuvo que suspender su gira Saint Pablo Tour, después de meses en los que se comportaba de manera extraña. Algo que está sucediendo de nuevo y en el círculo interno del rapero temen que la historia se repita.

KKW BODY 4.30 by Vanessa Beecroft #KKWFRAGRANCE

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el24 Abr, 2018 a las 7:17 PDT

Según la revista People, West ha roto las relaciones con muchos miembros de su círculo, incluidos sus gerentes, abogados y amigos más cercanos. A eso, se sumarían las supuestas discusiones interminables con su suegra, Kris Jenner, que, según People, está preocupada porque el comportamiento errático del ganador de un Grammy afecte "a la marca de su hija".

La matriarca del clan Kardashian lo ha desmentido en Twitter publicando un "mentiras, mentiras, mentiras".

West se ha entusiasmado tanto con sus últimos proyectos que, a veces, se olvida de respetar los límites de otras personas. "Si tiene algo en mente, una letra o incluso una frase, te manda 23 textos a las 2:30 de la mañana", dice un amigo de West a People y añade "es como si hubiera descubierto una cura para el cáncer".

Otra fuente cercana, dice que el artista "está apagado", que se queda "con la mirada perdida" y que no se puede "hablar con él". TMZ, por su parte, informaba este martes que West habría dado un ultimátum a varios miembros de su equipo para que trabajasen para él a tiempo completo o nada.