Productos homeopáticos
Una serie de botes de productos de homeopatía, en una imagen de archivo. GTRES

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad dará un plazo de tres meses a los productos homeopáticos para que pasen un control de calidad y seguridad y, de no superarlo, no podrán ser vendidos en el mercado nacional. Todo ello horas después de que la Organización Médico Colegial calificara la homeopatía como una "pseudoterapia".

Así lo ha anunciado este martes la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) con los consejeros de Sanidad, que ha apuntado que el plazo empieza a contar desde la firma de la orden ministerial, que será esta semana.

Los productos que sí superen este control de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) podrán ser vendidos, pero en la etiqueta tendrán que poner "medicamento homeopático sin indicaciones terapéuticas aprobadas".

"Queremos decirles bien claro a los pacientes que no hay evidencia terapéutica", ha subrayado la ministra de Sanidad que ha indicado que pondrán en marcha campañas informativas e informaciones en la web del Ministerio para que los ciudadanos tengan claro este aspecto.

Si algún producto homeopático quiere, además, probar su eficacia terapéutica, tendrá que pasar los mismos controles que los medicamentos, incluidos los ensayos clínicos.

Sanción millonaria

Esta regulación de los productos homeopáticos obedece a la obligación de trasponer una directiva comunitaria en este sentido que estos deben denominarse medicamentos, por lo que, según la normativa española, seguirán vendiéndose en las farmacias. De no trasponer la directiva, España se enfrentaría a una sanción de 150.000 euros diarios.

Estos productos deberán pagar las tasas establecidas por la Aemps. "No se va a hacer ninguna excepción", ha asegurado Montserrat, que no ha ofrecido una estimación del número de productos homeopáticos que se encuentran actualmente en el mercado. La mayoría de las comunidades autónomas ha pedido a Sanidad que vaya más allá y defienda en Europa una reforma para que no se puedan denominar medicamentos, porque "no curan".

Durante la reunión, que ha durado unas ocho horas y se ha celebrado después de la Conferencia Enfermera, se ha acordado la celebración de un Consejo Interterritorial monográfico sobre suficiencia financiera en Sanidad que, en principio, se celebrará el 16 de mayo en Toledo. El informe que consensúe el Ministerio con las comunidades autónomas será elevado al Consejo de Política Fiscal y Financiera que tiene que aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica.

En la reunión se ha acordado también ampliar la financiación de los audífonos de los 16 a los 20 años para llegar a los 26 años en el 2020, así como la micropigmentación de la areola en la reconstrucción de la mama de pacientes con cáncer. Además, se incluye en la cartera de servicios la monitorización de la glucosa en niños mediante sensores, lo que evitará los pinchazos, y se ha incorporado el lector ocular para pacientes con trastornos neuromotores graves sin posibilidad de comunicación oral o escrita —tales como las personas con ELA o niños con parálisis cerebral—, que permite traducir en voz alta lo que se lee en un ordenador.

Universalidad de la sanidad

A petición de seis comunidades, se ha incluido en el orden del día el debate sobre la universalidad de la sanidad, ha explicado Montserrat, que se ha comprometido a "retomar el diálogo y valorar las posiciones" de las autonomías con el objetivo de "encauzar" un Pacto de Estado. No obstante, ha rechazado la petición de algunos consejeros de derogar la reforma sanitaria de 2012.

También han dado el visto bueno a la incorporación en la prescripción enfermera a que ante una campaña de vacunación motivada por razones de salud pública no sea necesaria la prescripción de un médico y que las vacunas sean directamente administradas por los profesionales de enfermería. También se ha aprobado el informe anual de la Comisión contra la Violencia de Género y se ha acordado que todos los puntos del Pacto de Estado que afecten al SNS serán coordinado y ejecutados por el Consejo Interterritorial para que todas las medidas sean cumplidas.