Macaulay Culkin
Macaulay Culkin. FACEBOOK

Macaulay Culkin, el que fuera niño prodigio de la pantalla, ha reaparecido tras un tiempo apartado de los focos en el show de Ellen Degeaneres con una imagen rehabilitada que ha sorprendido a los espectadores.

El padrino de Paris Jackson saltó mundialmente a la fama tras protagonizar la película Solo en casa. Aunque participó en otros filmes como El buen hijo, no consiguió con ninguna el éxito de la primera; y cada vez se fue haciendo más frecuente que los titulares relataran su relación con las drogas.

Sin embargo, Culkin ha querido demostrar que todo es pasado y ha sacado su lado más televisivo en una entrevista en la que relata cómo lleva el peso de la fama o el por qué de su anterior aspecto desaliñado.

Polémico pasado

El actor pasó a ocupar portadas no por sus éxitos televisivos, sino por su polémica vida privada. En 2005 un cocinero acusó a Michael Jackson, gran amigo del actor, de haberle tocado íntimanente mientras jugaban a un videojuego en 1991, cuando solo tenía 13 años.

Pese que Macaulay defendió al músico y aseguró que las acusaciones eran "absolútamente ridículas", la polémica en torno a Jackson no se cerró y, años después, le acusaron de ser el padre biológico del tercer hijo del cantante, Blanket.

Esta situación, sumada a la mala relación que tenía con su padre, del que llegó a decir que era "un mal hombre, una persona violenta, un abusador", y la muerte por atropello de una de sus hermanas, Dakota Culkin, con solo 29 años, pudo provocar y alimentar la adicción a la heroína y los antidepresivos que el actor arrastró durante años.

Pocos meses después de haber declarado a favor de Michael Jackson por las acusaciones de pederastia, Culkin, que entonces solo tenía  24 años, fue arrestado cuando viajaba como pasajero en un automóvil en el que la policía encontró 14 miligramos de marihuana y varias tabletas de un barbitúrico sin receta médica, declarándose culpalbe de posesión de drogas. Pero la situación no le hizo cambiar e incluso, en el 2012, varios medios llegaron a afirmar que solo le quedaban seis meses de vida, según informa La Vanguardia.

Rehabilitación de su adicción a las drogas

Sin embargo, la situación parece haber cambiado y el actor, que actualmente tiene 37 años, ha reaparecido totalmente recuperado de su adicción a la heroína y los antidepresivos en el conocido programa de Ellen Degeneres después de someterse a un fuerte tratamiento de rehabilitación.

Con un aspecto pulcro y renovado, Macaulay recuperó su lado más televisivo y habló sobre cómo lleva el peso de la fama. "Es una bendición y un castigo", afirmó el actor, quien contó anécdotas de su vida diaria como que intenta no salir de su casa durante Navidad, para que los fans no le pidan recrear la conocida pose de las manos en las mejillas de la película Mi pobre angelito.

El actor también afirmó, en relación a unas polémicas imágenes en las que aparecía con aspecto desaliñado, que no era por su adicción sino que le ayudaba a esconderse de los fotógrafos.

Relación con Paris Jackson

El que fue pareja de Mila Kunis volvió a defender a Michael Jackson en una entrevista que concedió en enero, y en la que se pudo apreciar que la gran relación que tenía con el cantante contiuaba ahora con su hija Paris, de la que indicó que es "alta, hermosa, inteligente" y que él es "muy protector" con ella.

Una unidad que ya quedó patente cuando, en septimebre de 2017 sorprendieron haciéndose un tatuaje idéntico, dos cucharillas en el antebrazo de las que no ha trascendido el significado.