Ikea
Ikea IKEA - Archivo

Ni nombre ni apellidos ni sexo. A partir de ahora las pruebas de selección para entrar a trabajar en los centros de Madrid y Sevilla de Ikea se realizarán de manera diferente debido a que la compañía sueca ha implantado el currículum anónimo, un proyecto piloto cuya duración inicial será de un año, según ha informado la empresa en un comunciado.

El currículum anónimo, en concreto, suprime referencias personales, como nombre y apellidos, sexo, nacionalidad, edad o fotografía, con el fin de centrarlo en las capacidades de la persona candidata al puesto de trabajo a cubrir con el fin de evitar sesgos inconscientes y favorecer la igualdad.

En su primera semana de activación, cerca de 330 candidatos han finalizado el registro a través de este sistema y en las primeras entrevistas personales, realizadas en la tienda del Ensanche de Vallecas (Madrid), se ha recogido una tasa de éxito del 83,3%, pues de los 18 candidatos seleccionados para esta fase, 15 se han incorporado finalmente a la plantilla.