Middleton
Kate Middleton con su bebé recién nacido a las puertas del St Mary's Hospital en Londres. GTRES

Los Duques de Cambridge podrían anunciar este jueves cuál es el nombre de su tercer hijo, si siguen la tradición que han llevado a cabo con sus otros dos niños. Así, se desvelaría la incógnita que tiene en vilo a tanta gente.

Tanto con el príncipe Jorge como con la princesa Carlota, los Duques hicieron el comunicado oficial dos días después de sus respectivos nacimientos, rompiendo con el protocolo que se había seguido tanto con el Guillermo (se tardó una semana) como con Carlos de Inglaterra (un mes después). Kate Middleton dio a luz el lunes 23 de abril a las 11 horas, a su tercer hijo y abandonaba el hospital a las siete horas para trasladarse al palacio.

A la salida del hospital San Marys, el príncipe Guillermo bromeó con la prensa diciendo que al ser ya el tercero, les iba a tomar un poco más de tiempo decidirse.  Aunque se han convertido en familia numerosa, la casa real británica ha descartado que vaya a contratar más personal para ayudar con los niños, que están a cargo de María Teresa Turrión, la niñera española que los cuida.

¿Cómo podría llamarse?

Arthur, James, Frederick, Thomas o Alfred son algunos de los nombres que se barajan para el nuevo bebé de los Duques de Cambridge.

Siguiendo el protocolo de la casa real, Kate Middleton y el príncipe Guillermo volverían a poner tres nombres como sucedió con Jorge Alexander Louis y Carlota Elizabeth Diana. De esta manera, cumplen con las obligaciones familiares a la vez que con su gusto personal.

Prince of Cambridge

Una publicación compartida de Kate Middleton (@katemiddletonphotos) el23 Abr, 2018 a las 1:45 PDT

Expertos consultados por la prensa británica, se inclinaban en apoyar la tesis de que los Duques de Cambridge podrían escoger Philip como homenaje al príncipe Philip, de 96 años, y abuelo de Guillermo.

Hay que tener en cuenta que la pareja dispone de una mayor libertad con el nombre de su tercer hijo, quinto en línea de sucesión y, por lo tanto, poco probable que se convierta en soberano.