China
Ubicación de la localidad china de Qingyuan. GOOGLE MAPS

Un hombre ha sido detenido por ser el presunto autor de un incendio en un karaoke en el municipio chino de Qingyuan que ha dejado al menos 18 muertos, informaron fuentes oficiales.

El suceso causó también al menos cinco heridos y, según explicó la Policía local a la agencia oficial de noticias Xinhua, desde el primer momento se tuvieron sospechas de que hubiera sido "cometido a propósito".

Las investigaciones iniciales descubrieron que un hombre llamado Liu Chunlu había resultado lesionado en el incendio pero había huido del lugar tras, supuestamente, haber causado el siniestro.

La Policía llegó a ofrecer una recompensa de 200.000 yuanes (unos 26.000 euros) por información que condujera al arresto de Liu, que se produjo poco después. La identidad del detenido todavía no ha sido confirmada oficialmente por lo que no se sabe si es la persona mencionada.

El incendio fue reportado alrededor de las 0.30 hora local (18.30 hora peninsular española) y menos de media hora después ya había sido extinguido.

Los karaokes son muy populares en China y una parte muy importante de la vida social del país.