Huevos flor
Huevos flor. EMMA GARCÍA

Hacer huevos escalfados con forma de flor -o huevos flor, a secas- es muy fácil. Sólo tenemos que seguir unos sencillos pasos y sobre todo respetar el tiempo de cocción.

Para empezar, ponemos a hervir un cazo de agua. Mientras tanto, forramos la parte interior de un vaso con papel film, lo untamos con aceite, y echamos un huevo con cuidado de no romper la yema.

Cerramos el papel film formando un saquito y lo atamos con un cordel de cocina o una pinza. Cuando el agua esté hirviendo, bajamos el fuego al mínimo, porque no nos interesa añadir el huevo cuando el agua esté en plena ebullición. Ponemos en el agua el saquito con el huevo dentro.

Esperamos 3 minutos y sacamos el saquito con el huevo del agua. Cortamos el cordel y quitamos el plástico.

Aunque hay formas más rápidas y cómodas de preparar huevos escalfados -en el microondas quedan perfectos- para conseguir darles esta forma de flor la opción de la cazuela y el agua es la mejor.

Una vez preparados podemos incluirlos en infinidad de recetas. Por ejemplo, estás cuatro tan ricas que hemos preparado.

Garbanzos con espárragos y huevos flor

Preparamos un sofrito con 50 gramos de ajos tiernos y unos espárragos verdes. A continuación añadimos los garbanzos, sal y pimienta. Ponemos nuestros huevos flor por encima y ya tenemos un plato de lo más sano y sencillo listo en un momento.

Huevos flor con pisto de verduras

Para preparar el pisto necesitamos un calabacín, medio pimiento rojo, medio pimiento verde, 100 gramos de tomate, media cebolla y un diente de ajo. Cortamos todos los ingredientes en trozos medianos y rallamos el tomate. Sofreímos la cebolla y cuando empiece a coger color añadimos los pimientos, el calabacín y el ajo.

Bajamos el fuego y los dejamos unos minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos el tomate y seguimos cocinando hasta que las verduras queden tiernas. Cortamos unos tacos de chorizo y los añadimos al pisto. Preparamos los huevos flor y los ponemos encima del pisto a la hora de servir.

Huevos, patatas y jamón

Laminamos un par de patatas y las ponemos en una fuente de horno con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Podemos añadir también algunas hierbas aromáticas.

Las introducimos en el horno precalentado a 200º durante 15-20 minutos dependiendo del grosor. 5 minutos antes de sacarlas añadimos el jamón cortado en tiras para que se dore. Servimos y añadimos los huevos flor.

Espinacas con bechamel

Sofreímos media cebolla en aceite de oliva y cuando esté dorada añadimos 200 gramos de espinacas frescas. Rehogamos unos minutos.

Para hacer la bechamel, ponemos en una cazo a fuego suave 20 gramos de mantequilla. Cuando esté fundida añadimos 15 gramos de harina y mezclamos hasta que quede bien integrada. A continuación añadimos medio vaso de leche fría sin dejar de remover con ayuda de una varilla. Añadimos medio vaso más de leche fría y removemos durante 10-15 minutos, añadimos sal al gusto.

Mezclamos las espinacas con salsa bechamel al gusto y añadimos un poco de queso rallado por encima. Acompañamos con los huevos flor.