Ana Pastor
El presidente del Senado, Pío García-Escudero, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, en Tallin. Erik Peinar / EFE

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha advertido este lunes a sus colegas de los parlamentos europeos del "peligro de contagio" en Europa del fenómeno del independentismo catalán, mientras que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha defendido la reacción del Estado ante este reto.

Pastor y García-Escudero han intervenido en la V Conferencia de Presidentes de Parlamentos Europeos, que se celebra en Tallin (Estonia), y en un debate sobre el futuro de la Unión Europea han aludido con detenimiento al desafío independentista catalán.

"Lo sucedido en España debe ser una lección para todos quienes, en cualquier lugar de Europa, sientan la tentación de transformar sus realidades nacionales al margen de la ley", ha apuntado la presidenta del Congreso, que ha afirmado en la reunión que "la democracia española ha dado una lección de fortaleza al desafío secesionista de Cataluña".

La presidenta de la Cámara ha agradecido la firmeza de todos los socios europeos ante "el mayor ataque sufrido por la democracia española" y les ha recordado a los presidentes de sus parlamentos que "nada hay más fuerte que el valor compartido de nuestras democracias amparado por las leyes que nos hemos dado; las leyes que nos protegen, pero que también nos obligan, pues son la última garantía de nuestras libertades".

Las leyes han ofrecido una respuesta contundente frente a "una agresión de especial gravedad por parte de quienes desde las instituciones en Cataluña han pretendido violentar nuestra Constitución y el Estado de Derecho", ha expuesto Pastor en su intervención sobre el futuro de la UE.

García-Escudero

Por su parte, García-Escudero ha constatado el "peligro de contagio" que acecha, ha dicho, "cuando todos somos conscientes de que Europa sólo perdurará si es capaz de fortalecer su unidad interna defendiendo con firmeza los valores europeos de democracia, derechos humanos, imperio de la ley y la mutua lealtad de los estados europeos en su aplicación".

García-Escudero, quien ha considerado "insultante" que se hable de que en España hay "presos políticos", ha dejado claro que los independentistas encarcelados "serán juzgados por su actos, no por sus ideas".

En este contexto, ha avisado de que el futuro de la UE tiene ante sí amenazas como el auge de los populismos y "ultranacionalismos radicales" que sacuden Europa, y ha afirmado que la historia enseña que "las divisiones y las barreras solo trajeron conflicto y dolor".

En su opinión, la crisis vivida en Cataluña responde a una "peculiar confluencia entre nacionalismo radical, sociológicamente burgués, y un populismo de ultraizquierda".

Brexit

Por su parte, Ana Pastor ha enfatizado ante los presidentes de las Cámaras legislativas europeas que "nada hay más fuerte que el valor compartido de nuestras democracias amparado por las leyes que nos hemos dado" y que han dado una "respuesta contundente" a una "agresión de especial gravedad" como la del secesionismo.

Eso sí, también les ha asegurado que los españoles son partidarios "mayoritariamente" de "seguir avanzando en la integración europea", tarea para la que ha considerado imprescindible la implicación de los parlamentos nacionales y la adopción de reformas para dar más protagonismo al Parlamento Europeo y agilizar el funcionamiento de la Unión.

En este ámbito, el presidente del Senado ha abogado por un mayor acercamiento de las instituciones europeas y se ha mostrado convencido de que "lejos de la visión pesimistas" que el brexit suscita en algunos "los valores comunes europeos saldrán reforzados".