La Manada en el juicio
Los integrantes de 'La Manada' en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Navarra. CARLOS RIVAHERRERA

Casi cinco meses después del juicio, el tribunal de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha puesto fecha a la comunicación de la sentencia del juicio de La Manada. Será el próximo jueves 26 de abril en un acto de lectura pública a las 13 horas.

"El TSJN informa: El jueves 26 a las 13 horas el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra leerá el fallo de la sentencia de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016. El acto tendrá lugar en la sal a de vistas 102, en la primera plnata del Palacio de Justicia de Pamplona, en audiencia pública".

Fuentes judiciales explican que en el acto de lectura del fallo "no estarán los acusados" y que no se permitirá "tomar imágenes" del mismo.

El jueves a las 13 horas en la sala comparecerá el presidente del Tribunal, José Francisco Cobo, que procederá a leer exclusivamente el fallo de la sentencia, sin las argumentaciones. Fuentes jurídicas aseguran que esto podría tomar unos diez minutos, aproximadamente. Además de Cobo estarán presentes los letrados de todas las partes implicadas en el proceso (denunciante, acusados, Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra).

En las butacas reservadas al público general se dará asiento, como en las vistas finales del juicio, a medio centenar de periodistas y se reservarán 23 plazas a los ciudadanos que quieran oír el esperado fallo.

Como ya adelantó 20minutos, la sentencia llega cinco meses después del juicio, un plazo que no parece excesivo a quienes conocen la meticulosidad y la carga de trabajo que sufre el tribunal. Las mismas fuentes aseguran que, casi con toda probabilidad, el fallo no será unánime, sino que contará con un voto particular.

Los hechos que se han juzgado ocurrieron una noche de Sanfermines de 2016.

Para la Fiscal, Elena Sarasate, los cinco hombres sevillanos "sabían a lo que iban" al portal de la calle Paulino Caballero de Pamplona que se convirtió en una "ratonera" para la joven denunciante, que "ni lo sospechaba". La Fiscalía pidió al tribunal su condena "por agresión sexual continuada, con la agravante de superioridad numérica, de intimidación y trato denigrante" a 22 años y 10 meses de prisión. Sarasate incidió en que la víctima "no consintió y se dio cuenta demasiado tarde de lo que estaba pasando". La acusación particular elevó esa petición a 25 años de cárcel.

Por su parte, los letrados de los acusados defendieron que "las relaciones sexuales que mantuvieron en un portal con la denunciante eran consentidas" y reclamaron la absolución de los cargos de agresión sexual. Sus alegatos se basaron en desacreditar el testimonio de la presunta víctima y achacar el proceso a "unas relaciones sexuales no satisfactorias".