Turistas
Dos jubilados disfrutan de sus vacaciones en un apartamento turístico. EUROPA PRESS

El ladrillo vuelve a florecer en España... y florece para todos. No solo los españoles compran más viviendas empujados por el empleo creciente y los bajos tipos de interés, sino que los extranjeros siguen adquiriendo propiedades en tasas históricas y similares al anterior boom inmobiliario en España.

Una de cada siete viviendas adquiridas en 2017 llevó la firma de una persona originaria de otro país, según las cifras publicadas este lunes por el Colegio de Registradores. La compraventa de extranjeros, en concreto, supone un 13,11% de las 464.223 compraventas registradas el último año.

El peso se mantiene más o menos respecto al año anterior (13,25%), pero en cifras absolutas las 53.000 compras registradas en 2016 se convirtieron en 61.000 en 2017; un avance del 15% en apenas un año y que triplica las 20.000 que se producían a finales de la década pasada, según este informe en el que ha colaborado el Grupo de Análisis del Mercado Inmobiliario de la Universidad de Zaragoza.

"Sin duda, en breve espacio de tiempo, la demanda extranjera se ha convertido en uno de los factores que más ha contribuido a recuperar el mercado inmobiliario", afirman los registradores. "Es un porcentaje excelente, significa que los extranjeros siguen manteniendo su confianza en el mercado inmobiliario español y supone una gran tasa de exportación de vivienda", añade Ferran Font, director de Estudios de pisos.com.

El turismo, detrás de las compras extranjeras

El motor de las compras por parte de extranjeros está siendo el boom del turismo. Solo hace falta mirar dónde se ha producido el grueso de adquisiciones: Baleares (31,27%), Canarias (31,35%) y Comunidad Valenciana (26,04%). También Andalucía, Cataluña y Murcia —tres zonas costeras y turísticas— superan los dos dígitos en la proporción de operaciones firmadas por nacionales de otros países. En Madrid, los extranjeros apenas aportan el 5,64% de las operaciones.

Antes de la crisis, según el informe desgranado por los expertos de la Universidad de Zaragoza, el perfil de demandante extranjero mezclaba los fines turísticos con los laborales. Esto hacía que las diferencias entre regiones no fueran tan acusadas. Pero todo eso ha cambiado. Los récords del turismo han enfocado las compras extranjeras en las costas. "Algo que encaja perfectamente con la nacionalidad de los demandantes de vivienda", aseguran. En una y otra, mandan los británicos.

Los ciudadanos del Reino Unido aportaban el 35% de las compras extranjeras en 2008. Ese porcentaje ahora es mucho menor:e l 15,01%, tras experimentar una caída progresiva acentuada hace dos años a raíz del bréxit. El año pasado las compraventas de los británicos se redujeron de 10.100 a 9.100. Mil menos. Y es la única nacionalidad que redujo sus compras en el último año.

Los expertos, sin embargo, no están preocupados por esta caída porque se observa cierta mejoría británica en los últimos trimestres. Font está de acuerdo. "La pérdida de peso británica se ha estabilizado y queda así demostrado que el bréxit no ha tenido influencia significativa en las decisiones de compra", dice el experto del citado porta inmobiliario. Los nacionales de Reino Unido, de hecho, siguen liderando la tabla por delante de franceses (8,64%) y alemanes (7,77%). Todo un espejo de los tres grandes mercados emisores de turismo en España.

Cada nacionalidad tiene su preferencia territorial al firmar sus compras. Los británicos presentan el mayor porcentaje de compras  en Andalucía, Murcia y Comunidad Valencia, tres regiones costeras. Los alemanes, en Baleares. Los italianos, en Canarias. Los rumanos lideran las compras en regiones de interior —como La Rioja, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Madrid y Navarra— y en otras más periféricas como País Vasco y Asturias. Por cercanía geográfica, los portugueses son los compradores preeminentes en Galicia y los franceses en Cataluña. Los chinos, por último, son los mayores adquisidores en Cantabria.

La 'Golden Visa' no supone un incentivo "significativo"

¿Y los rusos? Durante la crisis en España fue un colectivo de compra pujante en las costas españolas, pero el frenazo económico en aquel país de 2014 a 2016 —por la caída de los precios del petróleo— les hizo recular en sus adquisiciones. "Aquel retroceso de demanda se ha estabilizado e incluso mejorado durante los dos últimos años", afirma sin embargo el estudio.

Los rusos —como los árabes, chinos o norteamericanos— eran el objetivo del Gobierno cuando aprobó en 2013 la Ley de Emprendedores que concedía residencias a extranjeros que compraran casas de más 500.000 euros. Se quería reactivar un sector hundido con la crisis atrayendo a ciudadanos no comunitarios y con mucho dinero bajo el imán de una Golden Visa comunitaria. Pero el informe de los registradores dice este incentivo "no ha tenido un efecto significativo en las compras".

"Los resultados de 2017 son similares a los anteriores e incluso inferiores a los primeros años de puesta en marcha de la medida", aseguran los expertos. Apenas el 5,72% de las casas compradas el año pasado por los extranjeros valían más de 500.000 euros y, dentro de ese porcentaje, el 37,5% correspondía a personas que no eran de la UE, los más beneficiados por la medida del Gobierno español. Un porcentaje inferior al que se daba incluso en 2012 (41,5%), antes de aprobar la ley.

Sabías que...

... el 15,97% de las viviendas compradas por extranjeros son nuevas y el resto son usadas. Es un porcentaje inferior al que presentan los españoles (18,04%), que optan más por la vivienda a estrenar. Belgas, noruegos, suecos y rusos son los que más optan por adquirir viviendas nuevas.  

... el 31,19% de los extranjeros optan por viviendas por encima de 100 m2, un porcentaje inferior a los nacionales (33,75%). "El español realiza un uso más intensivo de la vivienda, buscando una superficie mayor, mientras el extranjero, con un uso medio más coyuntural, está dispuesto a conformarse con una superficie inferior", dice el informe de los registradores. Los holandeses (48,29%) son los que más apuestan por casas grandes.

... Alicante es la provincia que presenta la mayor proporción de compras de extranjeros, un 40,76% del total de operaciones, por delante de Tenerife (40,72%), Baleares (31,27%) y Girona (30,74%).