Rescate de inmigrantes en el Mediterráneo
Miembros de la ONG SOS Mediterranee ayudan a una mujer durante una operación de rescate de inmigrantes a unos 50 kilómetros de la costa libia. EFE

Los cuerpos de 11 personas han sido recuperados este domingo por los guardacostas libios en aguas del Mediterráneo cuando intentaban llegar a Europa en un bote neumático, según han informado fuentes oficiales libias.

Según Ayoub Qasem, portavoz de la Armada libia en el oeste del país, los fallecidos viajaban con otras 80 personas que fueron recatadas a unas 16 millas náuticas de las playas de Sabratha, uno de los principales núcleos del contrabando de personas en el norte de Libia.

"La mayor parte proceden de países del África Subsahariana. Todos han sido trasladados a un centro (de detención) en la localidad de Al Zawiya", otro de los focos del contrabando en Libia, agregó la fuente.

Las playas que se extienden entre Trípoli y la frontera con Túnez se han convertido en los últimos dos años en el bastión principal de las mafias que trafican con seres humanos, pese a la presencia de las patrulleras europeas.

Según datos de esta Organización Internacional de las Migraciones (OIM), organismo vinculado a la ONU, más de 171.635 inmigrantes en situación irregular lograron cruzar a Europa en 2017, mientras que 3.116 desaparecieron en el mar.

Solo en el primer mes de 2018, otros 6.161 inmigrantes han logrado llegar a las playas y 359 han perecido en el intento.

Las ONG califican de "devoluciones en caliente" los rescates de la Armada libia y advierten que violan la ley internacional, ya que los inmigrantes regresan a un puerto que la comunidad internacional considera inseguro.