Omán
Imagen de Muscat, la capital de Omán. GOOGLE MAPS

El Sultanato de Omán, cuya forma de gobierno es la monarquía absoluta, es uno de los países que conforman la península arábiga. Limita al noroeste con los Emiratos Árabes Unidos, al oeste con Arabia Saudí y al suroeste con Yemen.

El desarrollo económico de Omán está vinculado sobre todo al petróleo, al igual que en el resto del golfo Pérsico, pero Omán no tiene unas reservas tan vastas como sus vecinos, por lo que ha buscado diversificar las fuentes de ingresos en los últimos años, aunque el oro negro sigue siendo la locomotora del país, con una producción de 1 millón de barriles al día (octubre de 2017).

Su capital es Muscat, localizada a orillas del golfo de Omán. Tiene una población de unos 770.000 habitantes, sin incluir el área metropolitana.

El Jefe de Estado y de gobierno es el sultán Qabús bin Said, que lleva casi cinco décadas gobernando el país. El 23 de julio de 1970 derrocó a su padre, Said bin Taimur, en un golpe palaciego no sangriento, con la promesa de modernizar el gobierno, desarrollar el país y volver a situarlo en "el lugar que se merece en el mundo", según la alocución que dirigió al pueblo ese día, que es fiesta nacional en Omán, al igual que el cumpleaños del sultán, el 18 de noviembre.