Huelga 8-M
La manifestación feminista de Barcelona. EFE

El 49% de mujeres en España, alrededor de 11 millones, se involucraron en alguna de las acciones organizadas con motivo del Día Internacional de la Mujer, el pasado 8 de marzo, cuando el país vivió la primera huelga feminista de la historia, según ha revelado el informe sociológico Ulises, que trimestralmente realiza la empresa Myword para 20minutos.

Con un trabajo de campo de más de un millar de encuestas realizadas entre el 16 y el 22 de marzo, la intención del estudio era conocer en qué medida se movilizó la sociedad el 8 de marzo e indagar sobre el efecto que tendrá esta jornada en el avance hacia la igualdad real entre hombres y mujeres.

El hallazgo principal es que una de cada dos mujeres en España llevó a cabo alguna acción con motivo del Día de la Mujer (49%) y que el porcentaje de hombres que se implicaron, de una u otra manera, fue del 38,5%.

Entre las mujeres, la acción más respaldada de cuantas se propusieron fue la de "asistir a manifestaciones, concentraciones o protestas". Al menos una de cada cinco participó en ellas (21,5%).

Las movilizaciones, organizadas en España por la Comisión 8 de marzo, donde confluían movimientos feministas de diferentes lugares del país, convocó marchas en casi todos los pueblos y ciudades de España. Los lemas más coreados y más repetidos en las pancartas fueron de protestaba contra las violencias machistas y el acoso sexual, así como por la igualdad laboral de hombres y mujeres.

A las manifestaciones, le siguieron en volumen de respaldo las siguientes acciones:  "Llevar algún símbolo o motivo feminista o colgarlo en el balcón" (17,3%); "dejar de consumir o reducir el consumo a lo estrictamente necesario" (15,3%) y dejar de realizar tareas del hogar y de cuidado (11,7%).

Específicamente, un 12,5% de las mujeres empleadas secundó los paros parciales convocados por los sindicatos UGT y CC OO. Mientras que el 10% dice que optó por hacer la huelga de 24 horas en su trabajo. Además, casi la mitad de las estudiantes participaron e nla huelga estudiantil (46,1%).

La sociedad es pesimista sobre el potencial transformador del 8-M

La encuesta preguntó a hombres y a mujeres, además de su grado de implicación, si pensaban que estas movilizaciones iban a suponer un avance hacia la igualdad real entre sexos. Una mayoría de los participantes (58,5%) manifiesta pesimismo por el potencial transformador de los actos del 8 de marzo, aunque un 34,5% sí cree que serán "muchos" o "bastantes" los avances que se producirán.

En este caso, hombres y mujeres son igual de poco optimistas.

Así, unicamente una de cada tres mujeres considera que las movilizaciones acarrearán avances hacia la igualdad, porcentaje similar al de los hombres (33,2%). Las personas más jóvenes (el 47,2% de las de 18 a 24 año) y las votantes de Unidos Podemos son las que se muestran más esperanzadas (50,9% frente al 45% del PSOE, al 32,2% de Ciudadanos y al 21,6% del PP).

Conciencia de la discriminación social entre hombres y mujeres

Este pesimismo sobre los cambios posibles contrasta, sin embargo, con una conciencia real sobre las desigualdades socioeconómicas de las mujeres a día de hoy en España compartida por ambos sexos, pero sobre las que las mujeres parecen mostrar una mayor sensibilidad sobre la discriminación.

La encuesta de Myword descubre que ocho de cada diez españoles reconoce que el reparto de las tareas del hogar y los cuidados recaen principalmente en las mujeres. Lo consideran así el 87% de las mujeres, pero el porcentaje baja hasta el 73% entre los hombres.

La mayoría de la población considera que el mercado laboral discrimina a las mujeres. El 70,1% de los españoles reconoce que existe una brecha salarial de género (que es cuando los hombres cobran más que las mujeres por realizar un trabajo del mismo valor). El porcentaje de las mujeres que perciben esta desigualdad es otra vez muy superior al de los hombres (79,8% contra 59,9%).

Pero aún más llamativa resulta la diferencia de percepción respecto al acoso a las mujeres en los espacios públicos, en el trabajo o en otro contexto. El 60,3% cree que es algo muy o bastante habitual, aunque supone el 70,9% de las mujeres frente al 49,1% de los hombres.