Vista general del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba
Vista general del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba Europa Press/Archivo

A este respecto y en un comunicado, la responsable del Sector de Sanidad de CSIF-Córdoba, María Maestre, ha informado ha enviado un escrito a la Dirección Gerencia del hospital, "para hacerle llegar el malestar creado en el colectivo de matronas y auxiliares de enfermería a raíz de la orden y el comunicado que la jefa de Servicio de la Unión de Gestión Clínica (UGC) de la Mujer hizo a finales de marzo, de manera improvisada en el transcurso de una cesárea".

Según el sindicato, "ese documento ordenaba la ubicación en paritorio de los recién nacidos por cesárea durante las primeras dos horas tras el nacimiento, con el fin de que el padre pueda realizar el vínculo afectivo con su hijo", medida ésta "que no ha sido consensuada con los trabajadores" y a la que central sindical se muestra contraria.

Maestre ha recordado que uno de los objetivos del Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal de Andalucía es "mejorar la calidad de la atención al proceso de nacimiento, potenciando el vínculo entre la madre y el recién nacido y fomentando el contacto permanente desde el mismo momento del nacimiento y la lactancia materna".

Con este fin, el citado documento, elaborado por la Consejería de Salud, "establece medidas concretas, como evitar la separación innecesaria entre la madre y su hijo, incluso en las cesáreas de bajo riesgo, así como la permanencia del recién nacido junto con su progenitora en contacto piel con piel".

Por ello, el Sector de Sanidad de CSIF-Córdoba entiende que con la medida adoptada por los responsable de la Unidad de Partos "se interrumpe totalmente el vínculo afectivo madre-hijo, se impide la lactancia materna precoz y se sigue haciendo caso omiso a las directrices marcadas por la Consejería de Salud".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.