El alcalde de Linares, Juan Fernández
El alcalde de Linares, Juan Fernández Europa Press

Así lo ha indicado este jueves en rueda de prensa tras conocer la citada medida -que también afecta al exsecretario de Organización de los socialistas linarenses Juan Sánchez- por "posibles irregularidades en la gestión de la agrupación en los últimos años".

Fernández ha ironizado con que se ha "ganado a pulso" el expediente, "consciente de indisciplina, entre comillas", al haber señalado hace tiempo dónde están sus prioridades y ante cuestiones que entiende "un engaño, mareos de perdiz"

Ha enmarcado la petición de suspensión cautelar en que "saben que ahora vienen unas fechas con primarias" y "si hay un expediente abierto de suspensión cautelar pues ya no me puedo presentar en el PSOE". "Esto es lo que se busca", ha afirmado.

El regidor ha dicho asumirlo, aunque ha añadido que "resulta ingrato" en cuanto que "de forma malévola" se actúa contra dos de las personas que "más han peleado por estas siglas" y contra quien "le ha dado los mayores éxitos electorales al PSOE en las peores condiciones".

"Pero creo que el PSOE se está equivocando en una cuestión: el problema del PSOE no soy yo. El problema del PSOE es esta ciudad, a la que el PSOE no le está dando respuesta. La que merece, la que está escrita, conveniada desde hace años", ha declarado Fernández, quien ha recalcado "su actitud siempre ha sido la misma", de "basta ya" hacia los incumplimientos con un municipio que con una elevada tasa de paro.

En este sentido, ha calificado de "absolutamente penoso y lamentable" que con los problemas que tiene en la dirección local se esté "en una política de gestos", en lugar de en "el trabajo y la preocupación por los problemas, la reivindicación de esas promesas, proyectos y acciones eternizadas durante una década".

15 AÑOS "MANTENIENDO LA PAZ"

"Lo único que se pretende, por supuesto, es que yo me pueda presentar para las próximas elecciones por el PSOE. Entre otras cosas, con esa dirección y con esa ingratitud, posiblemente tampoco tenga yo voluntad de hacerlo", ha insistido no sin apuntar que ha sido secretario general 15 años "manteniendo la paz y había muchas corrientes" en el partido.

En su opinión, en estos conflictos se "va la mano", no se sabe "dimensionar las cuestiones y, sobre todo, no se pone por delante los intereses generales, de la sociedad local". "No voy a descalificar a nadie. Ya he sufrido la traición de una manera, ahora de otra. Muy bien, si reciben órdenes de donde sea me parece correcto. Para mí es un orgullo poder decir me echan los de mis siglas, los que se han apropiado de las siglas de mucha gente. Y te echan ellos, no la ciudadanía", ha apostillado.

En todo caso, ha incidido en que, antes de ocupar su tiempo, en esto en el PSOE linarense y especialmente su secretario general, Daniel Campos, deberían estar "preocupados" por la situación de la ciudad, con el Plan Linares Futuro o grandes proyectos de infraestructuras pendientes.

Ha agregado que "tenían que estar preocupados por las próximas elecciones municipales" para que los socialistas sigan gobernando en el Ayuntamiento, como ha ocurrido en las últimas cinco convocatorias con listas encabezadas por él.

Preguntado por los motivos del expediente y si está relacionado con su voto de calidad que permitió aprobar una moción de Cilus que defendía la ITI para Linares y su comarca, ha considerado que "ya estaba anunciado" antes. Sobre las posibles irregularidades a las que alude la Ejecutiva, ha precisado que "se han tomado todas las decisiones siempre en ejecutiva o en asamblea", de modo que, "si irregularidad hubiere, han participado directamente porque, además, ostentaban cargos".

Así las cosas, se ha preguntado si "es razonable esa malicia a la hora de quitarse del medio a alguien que es que es díscolo, indisciplinado, que no le hace la pelota a un consejero" o "no aplaude a los estamentos del partido" porque "no cumplen con lo que debían cumplir en su ciudad".

LA DECISIÓN, EN FERRAZ

Ha recordado, en todo caso, que es "se tiene que decir en el seno del PSOE" y, "afortunadamente", a nivel federal. "Porque si fuera en Sevilla, que es de donde vienen las órdenes, estaba yo ya fulminado. Y aunque fuera así, no me arrepiento de nada", ha manifestado el alcalde, quien ha subrayado que siempre ha actuado pensando en sus convecinos.

Cuestionado por el desarrollo de lo que queda de mandato, Fernández ha recalcado que va "a seguir haciendo lo mismo" con su ciudad como prioridad, mientras que ellos harán "lo que más le convenga al PSOE, no a Linares" y, "de momento, no han podido demostrar lo contrario".

En cuanto a su futuro político más allá de 2019, ha aseverado que tiene "motivación todavía para rato" y, ante la posibilidad de concurrir por otro partido, ha abogado por "ver qué pasa con todo esto". "No hay que precipitarse en ciertas cosas. Lo he pensado todo, nada tengo claro", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.