Cursos para exorcistas
Alrededor de 200 asistentes ha completado esta semana el curso para exorcistas aprobado por el Vaticano. sacerdos.org

Pese a que el exorcismo nos pueda parecer algo más propio del cine o de ciencias ocultas, lo cierto es que se ejerce e incluso el Vaticano ha ofrecido un curso esta semana cuya demanda se ha disparado.

Definido como el conjunto de fórmulas y de ritos que se practican para expulsar un espíritu maligno, especialmente el demonio, del cuerpo de una persona o de un lugar, el exorcismo del siglo XXI parece que empezará a incluir las nuevas tecnologías, como el uso de teléfonos móviles.

Así aparece entre las especificaciones del curso ofrecido por el Vaticano, que asegura que el exorcista podrá ayudarse, llegado el caso, de su smartphone para luchar contra el 'maligno'.

Desde el New York Post explican que a los alrededor de 200 aspirantes a exorcistas que se han presentado a este curso se les ha explicado que deben usar el teléfono móvil cuando se dispare la demanda, es decir, en caso de no llegar a todas las peticiones de exorcismo. Algo así como un 'teleexorcismo'.

Los participantes, muchos de ellos sacerdotes, han asistido en el curso una serie de conferencias y charlas sobre diversos temas durante una semana, incluido el arte en África, cómo diferenciar entre posesión demoníaca y enfermedad mental, y una guía paso a paso para expulsar demonios.

El cardenal Ernest Simoni de Albania despertó gran interés en la primera de estas charlas citando el uso de dispositivos móviles en los exorcismos. "Me llaman y hablamos y así es como lo hago", dijo Simoni, de 89 años, a la agencia Reuters después de su discurso, explicando que lee las oraciones de exorcismo en latín por teléfono, tal como lo haría si realizara el rito en persona.

"El número de exorcismos está aumentando en los últimos años", dijo a Reuters el profesor Giuseppe Ferrari, organizador del curso, aprobado por el Vaticano.