Diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna
Diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna DIPUTACIÓN DE ALAVA

Un total de 801.605 alaveses utilizaron durante 2017 las líneas que conectan Vitoria y las distintas comarcas del territorio agrupadas en las concesiones de Álava Central, Ayala y Rioja Alavesa, lo que representa un incremento del 16% respecto al ejercicio anterior.

El diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, ha dado a conocer este jueves estos datos durante la presentación de la Memoria del Servicio Foral de Movilidad correspondiente al ejercicio 2017.

López Ubierna ha subrayado que la publicación de este informe, que estará disponible en los próximos días en el portal web www.araba.eus, constituye "un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas para con la ciudadanía y un reconocimiento a las personas usuarias".

La Memoria recoge las principales magnitudes económicas del Transporte Foral durante 2017 -número de personas usuarias, kilómetros realizados, recaudación, coste real del servicio, déficit general y por viajero, y tasa de cobertura- segmentado por líneas y concesiones. También detalla las inversiones realizadas en innovación tecnológica y las sugerencias y quejas tramitadas por los viajeros.

Las líneas de transporte interurbano por carretera de la Diputación Foral correspondientes a las concesiones de Álava Central, Ayala y Rioja Alavesa registraron en 2017 un total de 801.605 personas viajeras, lo que supone un incremento del 16,4% en relación con 2016. Si se suman los tráficos de las otras dos líneas subvencionadas, la Vitoria/Espejo y la Vitoria/Durango, el número total de viajeros/as supera los 911.000.

Según ha explicado el diputado, este nivel de demanda supone un nuevo récord histórico, el segundo consecutivo, tras un crecimiento acumulado en los dos últimos años del 36%.

Junto a las líneas subvencionadas, el Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad tiene la competencia de las líneas Vitoria /Miranda de Ebro, Bilbao/Logroño y Bilbao/Pamplona.

López Ubierna ha señalado que "la mejora de recorridos y frecuencias, la puesta en servicio de nuevos autobuses más cómodos y modernos, y la introducción de la tarjeta BAT como medio de pago son las principales razones que explican este crecimiento de personas viajeras".

"Otro factor es la introducción de cambios -nuevos servicios, paradas y horarios- y refuerzos a petición de las entidades locales y las personas usuarias", ha indicado.

TRANSPORTE COMARCAL

El Servicio de Transporte a la Demanda, que se presta a las personas que residen en pequeños núcleos rurales que carecen de transporte regular, presenta también un balance positivo, con 28.083 viajeros, lo que supone un aumento del 21% respecto a 2016.

"El principal reto de este año será precisamente la renovación de este servicio, que pasará a llamarse de Transporte Comarcal, y laimplantación de un nuevo modelo", ha avanzado.

El diputado cree que "este servicio, pese a su crecimiento, es mejorable y, de hecho, debe mejorar para hacer más fácil la movilidad de las personas que viven en estos pequeños pueblos, personas en muchos casos de avanzada edad y jóvenes sin carnet de conducir".

En este sentido, ha informado que la diputación lleva más de un año en el diseño del nuevo servicio de Transporte Comarcal y ha anunciado que se encuentra en "la última fase antes de su licitación". "Ya tenemos modelo, lo estamos presentando a Cuadrillas, Ayuntamientos y taxistas rurales, y será licitado próximamente para su puesta en funcionamiento en la segunda mitad del año", ha informado.

Según ha explicado, este nuevo modelo incorporará "importantes mejoras" como, por ejemplo, servicio en fines de semana, acercamiento a cabecera de comarca y paradas del transporte regular, y la tarjeta BAT.

EL PRESUPUESTO

El presupuesto del Servicio Foral de Transporte de Viajeros por Carretera y el Servicio de Transporte a la Demanda ascendió el pasado año a un total de 3,3 millones de euros. Esta cantidad se mantiene en los mismos niveles respecto a 2016 a pesar del importante aumento de la demanda en ambos servicios.

"Esta inversión pública es necesaria porque el transporte público es clave en un territorio del tamaño, atomización y envejecimiento de población como el nuestro para garantizar el equilibrio social y territorial. Además, las instituciones públicas tenemos además la responsabilidad de fomentar el transporte público como alternativa al uso del vehículo privado por razones medioambientales", ha subrayado López Ubierna.

También ha explicado que la Diputación Foral en los últimos tres años ha realizado una inversión de más de 1,1 millones de euros para implantar un sistema de transporte avanzado tecnológicamente que permita "mejorar la calidad del servicio y disponer de un mayor conocimiento de las pautas de movilidad". "Este sistema nos posibilitará a medio plazo crear una central online de reservas o mejorar la aplicación Alavabus", ha avanzado.

Finalmente, ha informado sobre el nivel de uso de la tarjeta BAT. El número de personas usuarias del transporte foral que utiliza este medio de pago continúa creciendo y alcanzó el pasado año 2017 al 56% de los billetes vendidos. Su uso conlleva un 20% de bonificación respecto al precio del billete ordinario.

Consulta aquí más noticias de Álava.